| 6/2/2011 8:00:00 AM

Coca-Cola, con los ojos puestos en la Bolsa de Shanghai

La productora más grande de bebidas suaves en el mundo, se encuentra negociando con las autoridades chinas para poder emitir sus acciones en la Bolsa de Valores Shanghai (SSE).

Tal como lo anunció hace pocas horas Geoff Walsh, director de comunicaciones de Coca-Cola para la región Asia-Pacífico, “la compañía está contemplando seriamente la posibilidad de emitir acciones en la Bolsa de Valores de Shanghai; las negociaciones con el gobierno chino van por muy buen camino”.

De permitirse la emisión, Coca-Cola sería la primera empresa occidental con una presencia de este tipo en el gigante asiático, cuyo gobierno no permite que compañías extranjeras emitan acciones en la parte continental del país.

La Bolsa de Hong Kong (HKSE por sus siglas en inglés) es el único lugar en China donde pueden transarse acciones de compañías extranjeras.

Para muchos expertos en el tema, la entrada de Coca-Cola a China continental desencadenaría un efecto dominó para muchas empresas occidentales:

“Sin lugar a dudas, Coca-Cola es todo un ícono americano. Ellos serán los primeros entre muchos y, de aprobarse la emisión de acciones de empresas extranjeras en China continental, podríamos esperar una avalancha de compañías interesadas en hacer parte del mercado bursátil chino” señaló John Quelch, decano de la Escuela Chino-Europea de Negocios Internacionales en Shanghai.

De ser aprobada la propuesta, éste sería un momento histórico para las relaciones entre Coca-Cola y China, pues aún cuando la compañía estadounidense abrió su primera embotelladora en Shanghai en 1927, el régimen comunista expulsó en 1949 a la famosa fabricante de gaseosas por considerarla un símbolo del imperialismo estadounidense.

Tras el comienzo de las reformas económicas que transformaron al país, Coca-Cola regresó a China en 1979.

Además de Coca-Cola, varias compañías occidentales han manifestado su interés en presentarse a la Bolsa de Shanghai: HSBC, Unilever y Standard Chartered se encuentran interesadas en seguir los pasos del gigante americano.

Actualmente, China es el tercer país con el mayor mercado bursátil en el mundo, después de Estados Unidos y Japón.  

De participar en la Bolsa de Shanghai, Coca-Cola entraría rápidamente en un creciente y sólido mercado inversionista, a la vez que los inversionistas chinos podrían invertir en la compañía sin necesidad de asumir los riesgos que implican las variables tasas de cambio.

Vale la pena recordar que China representa el tercer mercado más grande de Coca-Cola en el mundo, después de Estados Unidos y México. En lo corrido de 2011 las ventas en el país asiático han mostrado un comportamiento bastante favorable y con tendencia al crecimiento, mientras que en Europa y Norteamérica la situación sigue siendo la misma. 

Las negociaciones para permitir la participación bursátil de compañías extranjeras en China continental  iniciaron desde el 2007. Sin embargo, la crisis financiera del 2008 retrasó el proceso de negociación.

Aún cuando no se tiene una fecha acordada, se espera que el Gobierno chino autorice la emisión de acciones de compañías extranjeras en China continental para finales de junio. Lo anterior permitiría que la primera emisión de acciones internacionales en Shanghai se realizara en el próximo mes de octubre.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?