| 11/7/2011 9:00:00 AM

Chilena La Polar elude quiebra, reestructurará deuda

Los acreedores de la minorista chilena La Polar, hundida en un gran escándalo financiero tras engañar a cientos de miles de clientes, aprobaron el lunes un convenio judicial que evita su bancarrota y permite reestructurar su deuda para volver a operar en el corto plazo.

El acuerdo entre La Polar y los acreedores con un 96 por ciento del pasivo de la firma establece la condonación de entre un 30 y 40 por ciento de una deuda de unos 900 millones de dólares, que se pagará en dos tramos: a diez años y al 2032.

"Se aprobó la propuesta de convenio judicial preventivo (...) lo cual modifica sustancialmente la forma y el fondo de cómo se va a pagar la deuda. Esto significa buenas perspectivas para la empresa", dijo a periodistas César Barros, presidente de la atribulada minorista.

La Polar reconoció en junio que cambió unilateralmente las condiciones de los créditos de más de 400.000 clientes sin consultarles y aplicándoles altos intereses, lo que derivó en millonarias provisiones, un fuerte castigo a sus acciones y una serie de investigaciones.

El acuerdo con los acreedores permite a La Polar contar con inmunidad ante un eventual pedido de quiebra y tiempo para concretar un aumento de capital por unos 240 millones de dólares.

En un anticipo, la semana pasada La Polar ya había logrado el apoyo de los tenedores de bonos de la empresa -que representan un 60 por ciento de sus pasivos- y sólo le restaba obtener el respaldo de otro 15 por ciento de sus acreedores para obtener el mínimo necesario.

El viernes, la minorista reveló pérdidas por 1.253 millones de dólares en los primeros siete meses de este año, en una corrección de sus resultados tras "maquillar" cifras durante años en sus estados financieros.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?