| 5/22/2009 12:00:00 AM

Chávez estatiza tres plantas de gas

El presidente venezolano anunció el jueves la apropiación por parte del gobierno de tres plantas de compresión de gas.

Hugo Chávez dijo durante una cadena de radio y televisión emitida desde el estado oriental de Monagas, donde operan las plantas, que su gobierno estaba "haciendo efectiva la toma de operaciones" de las instalaciones de inyección de gas PIGAP II y Furrial, y de la planta compresora Jusepín 9, las tres de Williams Companies Inc.

Explicó que la acción forma parte de un proceso que está impulsando su gobierno para tener "plena soberanía petrolera".

El mandatario señaló que la toma de los activos de Williams Companies Inc. le permitirán al gobierno un ahorro de "US$564 millones" en la próxima década.

El ministro de Energía, Rafael Ramírez, informó el jueves que el gobierno ha asumido el control de 74 empresas contratistas que prestaban servicios a la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y de 632 equipos, entre los que se incluyen lanchas, gabarras, grúas y remolcadores.

Ramírez, quien también se desempeña como presidente de PDVSA, dijo que unos 2.523 empleados de las contratistas han pasado a la nómina del gobierno en los últimos días como parte del proceso de nacionalización.

El gobierno emitió la semana pasada una resolución en la que estableció que PDVSA, o la filial que se designe, tomaría las operaciones e instalaciones de los proyectos de El Furrial y PIGAP II de Williams Companies Inc..

En las últimas dos semanas las autoridades difundieron resoluciones para tomar el control de 45 compañías que prestaban servicios de lanchas para transporte de personal, remolcadores y materiales, mantenimiento de buques, suministro de buzos, e inyección de agua en yacimientos.

Chávez declaró el 8 de mayo, al iniciar la toma de activos de contratistas, que el proceso permitiría una reducción de "20%" en los costo de producción del petróleo, y ayudaría a bajar en "US$500 millones" los gastos de PDVSA al año.

Williams Companies Inc. informó a inicios de mes que el gobierno venezolano se había apoderado de dos de sus instalaciones de compresión de gas. La empresa dijo que tendría que asumir un cargo de US$241 millones por sus operaciones en Venezuela y reclamó a PDVSA el pago de la deuda.

El proceso de toma de activos y servicios de empresas petroleras por parte del gobierno coincide con algunos problemas de demora en los pagos que viene enfrentando PDVSA desde el año pasado con contratistas locales y extranjeras, que ha llevado a algunas como las estadounidenses Helmerich y Payne (H&P) y Ensco a suspender operaciones.

 

(Agencias)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?