| 9/26/2011 12:00:00 PM

Charles Fombrun, el gurú mundial de la Reputación, estará en Colombia

Charles Fombrun, presidente y co-fundador de Reputation Institute, explicará por qué la reputación constituye el activo intangible de mayor valor. Durante su exposición, el experto hablará sobre la Economía de la Reputación.

El profesor Fombrun inaugurará la primera versión de la Conferencia Latinoamericana de Reputación, que tendrá como sede a Colombia, el 13 y el 14 de octubre de 2011 en Cartagena.

Charles Fombrun, el padre de la reputación a nivel mundial, fundador y CEO de Reputation Institute,  estará por primera vez en un evento académico abierto al público en Colombia,  inaugurando la primera versión de la  Conferencia Latinoamericana de Reputación Corporativa, que se desarrollará en Cartagena el 13 y el 14 de octubre de 2011.

En la Conferencia expondrá a los directivos y representantes del sector empresarial y académico de la región latinoamericana por qué la reputación constituye el activo intangible de mayor valor y cuáles son las claves de su gestión estratégica.  

Charles Fombrun fue profesor de Gestión en Stern School of Business of NYU, donde fue miembro permanente de la facultad de 1984 a 2004. También fue docente de Administración en Wharton School entre 1979 y 1984.  Más de tres décadas de estudios y consultoría, así como numerosas publicaciones y cientos de conferencias alrededor del mundo, respaldan su experiencia y le han merecido su apodo como “gurú mundial” de la reputación

Es autor de varios ensayos esenciales para el conocimiento de la reputación y su gestión estratégica, como el best-seller Reputation: Realizing Value from the Corporate Image, publicado por Harvard Business School Press en 1996; Fame & Fortune. How Successful Companies Build Winning Reputations (en colaboración con Cees B.M. Van Riel, Co-fundador de Reputation Institute); y Essentials of Corporate Communication. Implementing practices for effective reputation management (también en colaboración con Van Riel), 2007 entre otros. 

Así mismo, el profesor Fombrun, junto con Cees B.M. Van Riel y otros reconocidos expertos y académicos del mundo de la comunicación y el mercadeo, crearon en 1997 Reputation Institute, empresa líder a nivel mundial en consultoría de la reputación. 

La organización hoy día cuenta con una red de oficinas y aliados en 32 países del mundo y ha desarrollado más de 10 herramientas diferentes para la gestión estratégica y medición de la reputación de empresas, países, ciudades y personas. Anualmente Reputation Institute lidera dos estudios de reconocimiento mundial: El Global RepTrak™ Pulse, que evalúa las empresas con mejor reputación en más de 40 países, y el Country RepTrak™ que en su edición de 2011 analiza la reputación de más de 44 países.

“El valor de las empresas incluye también sus activos intangibles. Si contáramos cada silla, cada fábrica, cada oficina bancaria que posee una organización, no obtendríamos su valor real. La diferencia entre el valor de mercado y el real es su reputación. El capital reputacional de una empresa se mide preguntando a la gente lo qué creen, cuánto confían en la compañía, cuánto la admiran y cuánto la respetan”, estas son sólo algunas de las cuestiones que aborda el profesor Fombrun en sus conferencias internacionales.

Como recientemente explicaba Anthony Johndrow, Socio y Director General de Reputation Institute EEUU, en su artículo “Making Money In The Reputation Economy”: “Al igual que la década de los noventa estuvo centrada en la ‘Economía de la Innovación’ y la primera de este siglo será recordada como del ‘riesgo’, esta que vivimos promete ser aquella en la que la reputación será la fuerza que impulse los mercados, la década de la ‘Economía de la Reputación’”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?