| 3/22/2012 1:20:00 PM

Cepcolsa suspende perforación de pozo en Casanare

Según la empresa, la decisión se toma como consecuencia del bloqueo provocado por miembros de las comunidades, lo que obligó a declarar el 13 de marzo una emergencia sanitaria.

Así mismo, la compañía argumentó que la terminación de la perforación del pozo se da “toda vez que el libre ingreso de agua potable y la evacuación de basuras y agua residuales no ha sido suficiente, amenazando la vida y la integridad de los trabajadores que permanecen en las instalaciones”, manifestó la firma.

A su vez, la empresa reconoce que los manifestantes han permitido de manera aislada y, a su voluntad, el ingreso de carrotanques, los cuales, en cualquier caso, no son suficientes para garantizar las condiciones mínimas sanitarias en el pozo.

“La empresa lamenta esta situación a la que ha llegado, pese al alto y decidido compromiso con el desarrollo económico y social de la región, y pese al estricto cumplimiento del debido proceso para el licenciamiento ambiental, el cual se llevó a cabo en su totalidad permitiendo el otorgamiento de la respectiva licencia ambiental el 15 de febrero del 2011, como pueden constatarlo las autoridades”, indicó la empresa.

Según Cepcolsa, la clausura de la perforación se da cumpliendo con toda la normatividad legal y los más altos estándares operacionales, “con la convicción de haber hecho todo lo posible por prevenir cualquier impacto social y ambiental en el área de influencia del caño y la laguna El Tinije”.

Cabe recordar que el pasado 13 de marzo, la compañía decidió suspender temporalmente la perforación del pozo, viéndose en la necesidad de evacuar el 78% de los trabajadores, dejando únicamente el personal mínimo necesario para el cuidado de los equipos.

Sin embargo, el bloqueo persiste a la fecha, impidiendo el desarrollo de la operación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?