| 4/13/2011 9:00:00 AM

Celulares sin mástiles de antenas

Un cubo de seis centímetros puede cambiar el paisaje urbano que ahora se está erizando de antenas de operadores celulares. Son sistemas que usan muy poca energía y que pueden transportar información a velocidad superior a 1 Gbps , incluso por satélite.

Un cubo de seis centímetros puede cambiar el paisaje urbano que ahora se está erizando de antenas que instalan los operadores de celulares. El aparato que se llama el Light Radio, es un desarrollo de Alcatel Lucent en sus laboratorios Bell y fue presentado al comienzo del año en el Mobile World de Barcelona.

 

Muy cerca de ese lanzamiento, otras dos firmas hicieron anuncios de producto similares. El avance que se consigue con esta tecnología es interesante. Son bases de radio pequeñas, que consume 5 watts en cada sitio y permiten conectar celulares con velocidades de tecnología 4G de más de 1 Gbps.

 

Es una solución perfecta para zonas rurales donde no se puede llegar con otros sistemas por falta de energía suficiente. “Las radiobases actuales consumen demasiada energía: 500 Watts por sitio”, explica Anali Contreras, ejecutiva de preventas de la compañía. La solución sería entonces la de distribuir en un pequeño poblado varios de estos cubos que ya se pueden abastecer con paneles solares.

 

Un par de estos cubos conforman lo que llaman una ‘pequeña célula’ y con apenas un consumo de 10 watts se le puede poner transporte satelital a la señal que reciben.
De esta forma, sin necesidad de tener una macrocelda que consume una gran cantidad de potencia, se distribuye la cobertura y la capacidad donde está la gente, dice la experta.

 

En las ciudades, este tipo de tecnologías también ofrece una solución muy interesante en varios sentidos. De un lado y casi el asunto más importante, podría soportar el crecimiento de la telefonía celular. “En zonas urbanas el tráfico móvil se multiplicará 15 veces en 5 años. Para atenderlo habría que tener 10 veces más sitios de antenas de los que tienen los operadores ahora. En 5 años, eso no es sustentable”, sostiene Anali Contreras. Conseguir más lugares para antenas enormes es cada vez más difícil por cuenta de las prevenciones que tienen sus vecinos sobre efectos en la salud. Además existirían criterios de estética urbana y polución visual, que igualmente les pondrían un límite.

 

Los cubos de light radio harían que las bases fueran casi invisibles, dice. Se pueden instalar varias en oficinas, avenidas, postes, paradas de autobús, con la misma ventaja que se señalaba en el caso de los poblados rurales, de ubicarlas donde esté el tráfico. “No tenemos que tener torres llenas de antenas”.

 

Para el usuario final, este desarrollo que se empezará a vender en 2012 trae varias ventajas. “Con la radiobase más cerca, la potencia que necesita el móvil es mínima. Esto permite una mayor duración de las pilas. También mejora el ecosistema, porque hace que la red sea invisible y porque baja el consumo de energía”, afirma.

 

Para los operadores también hay ventajas. “Un estudio de Alcatel Lucent muestra que el gast de inversión y el gasto de operación del sistema baja 50%”, concluye.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?