| 10/13/2009 12:00:00 AM

Caen ventas de motos en el primer semestre del año

Las ventas de motocicletas de las ensambladoras Auteco-Kawasaki, Incolmotos-Yamaha, Fanalca-Honda y Suzuki Motors, en el primer semestre del año, superaron las 130.000 unidades, 24% menos que durante el mismo periodo del 2008.

Las menores ventas son consecuencia del impacto de la desaceleración económica que se ha visto reflejado en mayor desempleo, restricciones a la circulación de la motocicleta, mayores dificultades de acceso al crédito y a la aprobación de éstos por parte de las entidades financieras.

Los resultados revelan que, aunque la demanda de las motocicletas como vehículo de transporte individual se mantiene, aproximadamente el 60% de la disminución en las ventas corresponde al limitante del acceso al crédito. Siendo esta la principal barrera para la venta de motocicletas en el país. El reporte a las centrales de riesgos es la variable que más ha afectado la aprobación de créditos.

 

En lo corrido del año, también se ha visto un mayor posicionamiento de las marcas tradicionales. Según datos de la DIAN para el primer semestre del 2009, el número de importadores se redujo de 92 en el 2008 a 45. Esto demuestra cómo cada vez más los usuarios de motocicletas en Colombia, prefieren marcas con gran respaldo en su servicio pos-venta.

La industria espera que las condiciones globales de la economía afiancen sus indicadores de recuperación, para que las ventas de motocicletas puedan cambiar su tendencia y se incrementen en el segundo semestre del año.

El sector de motocicletas está compuesto por 8 ensambladoras y 60 empresas pequeñas y medianas proveedoras de piezas y partes. Colombia se constituye en el segundo país productor de estos vehículos en Latinoamérica, después Brasil. Es generador de empleo altamente calificado y transferencia de tecnología.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?