| 12/15/2009 6:00:00 AM

Caen la producción y las ventas en la industria

Los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) del mes de octubre del presente año reflejan la difícil coyuntura que enfrentó la actividad manufacturera desde finales del 2008.

En efecto, en el 2009 la producción registra caídas cercanas al 7% y las ventas se reducen a tasas del 5,7%. Sin embargo, en lo que va del segundo semestre se observa una tendencia a la recuperación, lo que indicaría que los impactos más fuertes de la crisis ya se dieron y que una leve recuperación ha comenzado. En la misma dirección, para este año, la Andi espera un crecimiento positivo de la economía colombiana, aunque muy moderado. Los estudios econométricos de la institución arrojan una tasa positiva de 0,3% para el 2009.

Este mejor desempeño posiblemente se mantendrá en el 2010 y es así como los empresarios presupuestan un crecimiento nominal de las ventas totales de la industria del 8,9%, lo que en términos reales representaría un crecimiento ligeramente superior al 5%. Algunos de los factores que incidirán favorablemente sobre el comportamiento de la manufactura para el 2010, según los encuestados, son las perspectivas de una recuperación económica y mundial y su impacto positivo sobre la demanda en la industria, los esfuerzos por penetrar nuevos mercados, las mejoras en la productividad y los cambios internos orientados a la competitividad en las empresas.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la Andi realiza con Acicam, Acoplasticos, Andigraf, Anfalit, Camacol, Icpc y la Cámara Colombiana del Libro en el período enero-octubre del 2009, comparado con el mismo período del 2008, la producción cayó 6,9%, las ventas totales 5,8% y, dentro de estas, las ventas hacia el mercado interno cayeron 4%.

Los subsectores más afectados son vidrio y sus productos, productos de caucho, productos de cerámica no refractaria, vehículos automotores, y autopartes, cuya producción y ventas caen a tasas superiores al 20%.

Para el mes de octubre la capacidad instalada fue de 75,2%, nivel inferior al registrado en igual mes de 2008 (77,9%). En el primer semestre el promedio de utilización de la capacidad instalada se situó en 73,5% y para el segundo semestre se ubica en 73,7%. En octubre del presente año, el 50,2% de los empresarios califica su situación como buena y el 36,3% espera que mejorará en el inmediato futuro, mientras el promedio para el primer semestre del año fue de 44,9% y 29,4%, respectivamente.

Los principales problemas de la industria colombiana en octubre del 2009 son en su orden son baja demanda, tipo de cambio, costo y suministro de materias primas, baja rotación de la cartera, bajos márgenes de rentabilidad, competencia en el mercado, contrabando, piratería y competencia desleal, falta de capital de trabajo y problemas de orden público.

Con respecto a los indicadores de demanda, los niveles actuales de inventarios y pedidos mantienen una mejoría con respecto a lo observado hace un año. En octubre, los pedidos son calificados como altos o normales por el 69,5% de la producción y los inventarios son calificados como altos por el 18,6%, niveles que se comparan favorablemente frente a lo observado en igual mes del año anterior, cuando se situaron en 68,4% y 27,6% respectivamente.

De acuerdo con las proyecciones de los industriales, las ventas para el 2010, aumentarían en 8,9% en términos nominales, lo que equivaldría a un aumento ligeramente superior al 5%, en términos reales.

En la encuesta de octubre, los empresarios indicaron que los factores favorables y desfavorables que incidirán sobre el desempeño de las empresas para el 2010, están asociados con las perspectivas de una recuperación económica nacional y mundial, la obtención de nuevos mercados y también con las estrategias microeconómicas dirigidas a aumentar la capacidad interna de las empresas y a mejorar la competitividad, con base en el incremento de la productividad; con mejoras en la comercialización, nuevas líneas de producción e innovación, entre otras.

De otro lado, las mayores dificultades están relacionadas con la incertidumbre y volatilidad de la tasa de cambio, los problemas del comercio con Venezuela, la mayor competencia en el mercado y el incremento en los costos de las materias primas. Dentro de las medidas que tomarán los empresarios para hacer frente al cambio climático en los próximos cinco años se destacan mayoritariamente la eficiencia energética (80.3%) y la educación y sensibilización del personal de la empresa (78.4%).

Según el documento, el 99% de los empresarios consideran que en las próximas negociaciones de Copenhague y las que le seguirán, Colombia debería asumir compromisos para reducir sus futuras emisiones de gases efecto invernadero. Respecto a las medidas, un 63,5% de los empresarios considera que los compromisos nacionales deben ser voluntarios, mientras un 35,5% piensa que deben ser obligatorios.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?