| 10/8/2007 12:00:00 AM

Caen los precios del crudo

Los precios del crudo a término cayeron el lunes por una toma de ganancias y nuevos temores de que una desaceleración económica pueda reducir la demanda de petróleo y sus derivados.

El crudo dulce ligero de bajo contenido sulfuroso para entrega en noviembre disminuyó 39 centavos a 80,83 dólares el barril en la contratación electrónica de la Bolsa Mercantil de Nueva York hacia el mediodía en Europa. El contrato retrocedió 22 centavos a 81,22 dólares el barril el viernes en Nueva York.

En el mercado internacional ICE de Londres, el crudo Brent del Mar del Norte bajó 35 centavos a 78,55 dólares el barril.

En otras operaciones realizadas en la bolsa neoyorquina, los precios a futuro de los combustibles para calefacción perdieron 0,70 centavo a 2,2165 dólares el galón (3,8 litros), mientras que los precios de la gasolina disminuyeron 0,93 centavo a 2,0400 dólares el galón. El gas natural a futuro, en tanto, cayó 10,2 centavos a 6,971 dólares los 1.000 pies cúbicos.

En una entrevista publicada el lunes por el diario Financial Times, el director gerente saliente del FMI, Rodrigo Rato, expresó que la actual crisis crediticia internacional es "grave", aún no ha terminado y "va a impactar en el crecimiento". Podrían pasar "algunos meses, probablemente hasta el año próximo" hasta que los mercados financieros se recuperen, consideró.

La economía de "Estados Unidos va a desacelerarse ... Europa parece menos fuerte que antes, y Japón también ...", dijo.

Por su parte, el ex presidente de la junta de la Reserva Federal estadounidense declaró el domingo al canal de televisión CNN que la tasa de crecimiento económico norteamericana estaba disminuyendo, aunque manifestó que las posibilidades de una recesión económica son menores a un 50% ya que los mercados financieros han comenzado a volver a la normalidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?