| 8/22/2011 5:00:00 PM

Cacao, un sector que pasa por dificultades

Durante el primer año de este gobierno, el sector ha tenido que afrontar varios retos y serias dificultades. Invierno y falta de infraestructura vial, los mayores problemas. Gobierno adelanta diversos convenios para ayudar a los cacaoteros.

La parte negativa se dio con la caída en la producción, como consecuencia de un factor que no depende del gobierno, como fue el clima adverso, es decir, el intenso invierno que azotó todo el territorio nacional y que golpeó con fuerza al sector agropecuario nacional.

Las lluvias que cayeron en cantidades superiores a las históricas impidieron la floración y hasta inundaron algunos cultivos, por lo que el balance al cierre del primer semestre del presente año fue de una reducción del 33% en producción, con el consecuente efecto en los ingresos de los productores y en la oferta de esta materia prima a nivel nacional.

Así mismo, a causa del invierno hubo un incremento de la principal enfermedad que ataca al cacao como es la monilia, que arrasa con los cultivos y llega a ocasionar la pérdida de más de la mitad de la producción nacional. La misma se favorece con la humedad y por eso se requiere un periodo de sequía para romper el ciclo e impedir su desarrollo, pero como las lluvias de los dos últimos semestres se presentaron prácticamente seguidas, eso provocó la alerta entre los productores, el gremio y las autoridades sanitarias.

También el balance fue adverso para los cacaocultores por el lado de la infraestructura, principalmente la vial, dado que las zonas productoras se encuentran conectadas por vías secundarias y terciarias, que fueron las más afectadas con el invierno y que impidieron la movilidad de las cosechas, a lo cual se sumó la caída de algunos puentes que servían de comunicación.

Un elemento adicional que fue adverso para el sector en este primer año fue el nuevo modelo de Desarrollo Rural con Equidad (DRE), que remplazó a Agro Ingreso Seguro (AIS), en la medida en que quitó algunos beneficios de los que gozaban los productores de cacao como el acceso a la línea especial de crédito con interés subsidiado, que ahora es en condiciones normales para todos los cultivos de ciclo largo.

Lo bueno
Una buena noticia y que es la parte dulce del balance del primer año de gobierno, fue la ayuda que se recibió de parte del Ejecutivo, por medio del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), con la firma de convenios para adelantar campañas de erradicación de la monilia en todo el país.

Con los recursos aportados por el Gobierno, a través del Ministerio, más los de Fedecacao – Fondo Nacional del Cacao se adelanta la campaña que busca la disminución de las pérdidas ocasionadas por esta enfermedad y la adopción de la tecnología básica para su control.

Por su parte, el convenio con el ICA pretende adelantar actividades tendientes a prevenir y controlar la enfermedad, incrementada por la ola invernal, en los cultivos de cacao del país. En virtud de dicho convenio se desarrollarán 256 talleres de capacitación; se divulgará y promoverá la apropiación de la oferta tecnológica disponible para el control de la moniliasis del cacao; y se desarrollará el proceso de capacitación para la apropiación de las tecnologías por parte de los técnicos locales y de los productores de cacao para mejorar los niveles de adopción.

También cabe destacar los apoyos ofrecidos para los afectados por ola invernal, que aunque es para todo el sector agropecuario, beneficia a los cacaocultores afectados.

De igual manera, como respuesta al interés que el gobierno tiene en el cacao, se adelanta la elaboración de un plan decenal, conjuntamente entre Ministerio y Fedecacao, con el fin de incrementar el área sembrada y renovar algunos cultivos envejecidos, para tener una cacaocultura competitiva, que permita abastecer el mercado nacional y contar con excedentes de exportación, para aprovechar las ventajas que tiene el grano colombiano, que es reconocido internacionalmente como fino de sabor y aroma.

Otro de los hechos destacados en este primer año es la ley de víctimas y restitución de tierras que para los cacaocultores es bastante favorable, en la medida que son predios aptos para este cultivo y porque en algunos casos hay productores del grano que pueden volver a acceder a un terreno para cultivar.

Ligado a ello está el plan de choque del Ministerio de Agricultura para entrega de títulos de propiedad que ha favorecido a cultivadores tradicionales de cacao que por diversas razones no tenían los documentos de propiedad y por tanto no podían acceder al crédito ni a otros beneficios ofrecidos por el Ejecutivo.

Así mismo, se destaca la inclusión de la cadena cacao – chocolate en el proyecto de transformación productiva para sectores de talla mundial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que permitirá catapultar este renglón de la producción para alcanzar altos niveles de competitividad internacional. A ello se suma el estimulo que tienen en inversión las alianzas productivas en donde del proyecto el gobierno nacional aporta el 30% del recurso en efectivo.

En materia de ingresos, a lo largo de este año de gobierno, aunque no se tiene un precio indicativo o mínimo para el cacao, sino que obedece a la oferta y demanda, siempre ha estado como mínimo en $5.000 por kilo e incluso en las últimas semanas se llegó a ofrecer hasta $5.600 por el déficit de oferta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?