| 7/19/2009 12:00:00 AM

Buscando ejecutivos en épocas de crisis

En la coyuntura actual, es indispensable conocer con qué tipo de talento cuenta cada compañía, y qué tan valiosas son sus competencias para tener una ventaja competitiva. ¿Cómo se buscan ejecutivos en estos tiempos de incertidumbre?

La situación real está generando oportunidades importantes, en donde los equipos de dirección y juntas directivas deben mejorar el talento de los ejecutivos principales. El propósito: superar la recesión, y construir una ventaja competitiva para el futuro.

Existe una gran incertidumbre sobre la economía. Nadie sabe cuánto tiempo durarán las condiciones actuales frente a una eventual recuperación. Las compañías están presenciando un clima de negocios tanto impredecible como sin antecedentes.

Los hechos aplican a todos los mercados de consumo: productos, venta al por menor, mayor, los medios de comunicación, entretenimiento, publicidad, hospitalidad y ocio.

También se evidencia en todas las estructuras de propiedad, desde empresas que forman parte de portafolios de capital privado, hasta empresas públicas cuyo valor de capitalización de mercado se ha reducido fuertemente.

Para Heidrick & Struggles, firma global que busca ejecutivos de alto nivel y servicios de consultoría, en estos tiempos difíciles, “ningún atributo de negocio es más importante que el liderazgo corporativo”.

Así como el crecimiento económico sostenido puede ocultar debilidades y deficiencias en la gestión; cualquier problema que exista con anterioridad en la junta directiva, con el CEO, u otros miembros de la gerencia, se hacen evidentes rápidamente.

“Bajo estas condiciones, es necesario tener una profunda comprensión del talento en todas las funciones y posiciones en los mercados de consumo. Es impredecible, a través de las redes y la experiencia con la que contamos, identificar y contactar a los mejores talentos para toda la gama de empresas de consumo. Esto es válido tanto para las empresas bien capitalizadas y rentables, que están tratando de mantener o mejorar sus posiciones, como para las que se enfrentan a graves problemas operacionales y están simplemente tratando de sobrevivir”, asegura el Director de Heidrick & Struggles Colombia, Santiago Solís.

En tiempos difíciles, el instinto natural de muchos altos ejecutivos es refugiarse, pero esto es precisamente lo peor que se puede hacer, especialmente si se traduce en postergar o en no hacer los cambios necesarios que requiere la gestión. Un desempeño pobre, precisamente cuando se tienen menos recursos para aguantarlo, en el mejor de los casos genera pérdidas, o en el peor de ellos una sería amenaza para el negocio.

La actual recesión brinda una oportunidad para adquirir talento y actualizar las capacidades de gestión. Una actualización podría ser impulsada por un plan más estratégico para posicionar mejor a la alta dirección, equipos funcionales y unidades de negocio y así obtener una ventaja competitiva una vez que surja la inevitable recuperación económica.

¿Qué mejor momento que ahora para asegurarse de que se tiene un equipo de primera en sus filas o el mejor director general posible liderando la empresa?

Aunque la situación de negocios actual sin duda representa un mercado de compradores para el talento ejecutivo, buscar a realizadores del más alto nivel durante una recesión requiere de una comprensión profunda del sector del consumo y de la situación del talento dentro de él.

Al igual que el instinto natural de muchas empresas es prevenir movimientos dramáticos, el de muchos ejecutivos es esperar hasta que las cosas se calmen antes de hacer una transición de carrera.

En los últimos años, uno de los temas recurrentes en la búsqueda de ejecutivos, particularmente entre empresas de consumo, ha sido la presente guerra por el talento.

La actual recesión quizá ha hecho más difícil, y más importante aún, participar en este campo de batalla. Los Líderes corporativos que entienden esto y que están dispuestos a sacar provecho de cada día, pese a la incertidumbre de las perspectivas, estarán mejor situados, tanto para hacer correcciones proactivamente durante la recesión como para mejorar sus posición competitiva ante la próxima recuperación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?