| 5/19/2009 12:00:00 AM

Brasileñas Perdigao y Sadia anuncian fusión

Dos de las empresas alimentarias más grandes de América Latina, ambas brasileñas, anunciaron el martes planes para fusionarse por medio de un intercambio de acciones, en un acuerdo impulsado por la crisis financiera global.

Perdigao SA y Sadia SA dijeron que la nueva compañía se llamará Brasil Foods SA.

Será la compañía de alimentos procesados más grande de Brasil y la segunda compañía de alimentos más grande después del principal exportador brasileño de carne Friboi, propiedad de JBS SA.

El diario Folha de S. Paulo dijo que Perdigao tendrá 68% de las acciones de la nueva compañía y Sadia 32%.

La fusión crea una potencia regional con ingresos anuales combinados de US$10.600 millones, una plantilla de 119.000 empleados y 42 fábricas. El acuerdo está sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias.

Sadia buscó un socio después de perder casi US$400 millones en malas operaciones cambiarias después de la caída del real el año pasado. Las pérdidas superaron las ganancias de 2007.

Brasil Foods dominará muchos sectores de las ventas brasileñas del sector de alimentos, incluyendo productos cárnicos congelados y procesados, margarina y pizza.

También se volverá un exportador muy importante, con exportaciones estimadas en unos US$4.800 millones. Sadia es responsable del 23% de todas las exportaciones de pollo brasileñas.

Sadia es dirigido por Luiz Furlan, quien previamente fungió como ministro de comercio e industria durante el gobierno del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva.

Furlan dirigió Sadia durante una década antes de unirse al gobierno en 2002. Renunció a su puesto ministerial en 2007 y regresó a Sadia en octubre pasado mientras la crisis financiera golpeaba fuertemente a la compañía.


 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?