| 8/4/2011 12:00:00 PM

Brasil y Colombia deben tener una agenda de cooperación a 30 años

Esta es la propuesta que le hizo, Luiz Inácio Lula da Silva a Juan Manuel Santos, para aprovechar que hoy los empresarios de Brasil han dejado de mirar la Unión Europea y Estados Unidos, para concentrarse más en la región.

En el primer foro de oportunidades entre Colombia y Brasil, que organizó el Banco Interamericano de Desarrollo, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva hizo una reflexión sobre el potencial de crecimiento del comercio con Colombia, no solo homologando procesos, si no atrayendo grandes inversiones, para poder tener una agenda de cooperación a 30 años. 

Auguró que “Dilma Rousseff y Juan Manuel Santos, tendrán una mejor relación que la mía con Álvaro Uribe, y ellos harán más de lo que hicimos nosotros”, al hacer referencia a la falta de oportunidades para proteger las inversiones y amentar los negocios bilaterales, porque los empresarios siempre buscaban economía desarrolladas y se olvidaban de sus pares en la región.

Al iniciar su discurso el ex presidente felicitó a Juan Manuel Santos por su exitoso, primer año de Gobierno y dijo que espera que continua así en los próximos tres años. Lula Da silva resaltó la importancia de este tipo de encuentros, pero reiteró que lo más importante es hacerle seguimiento a los propósitos e intenciones de negocios, para lo cual abogó por que estos encuentros de empresarios de la región se realicen una vez al año.

Lula dijo que en su Gobierno se dieron cuenta a tiempo que  las empresas de su país estaban concentradas en buscar oportunidades en Estados Unidos y la Unión Europea, pero que cuando llegó la crisis se dieron cuenta del grave error que habían cometido. Por ello desde hace un par de años hay una gran ola de inversión y comercio bilateral en Colombia. Entre el 2005 y 2010 las inversiones brasileñas en Colombia pasaron de US$93 millones a US$775 millones. 

 La compañía aeronáutica brasilera, Embraer, tercera a escala mundial en producción de aeronaves comerciales firmó una carta de intenciones con el Gobierno colombino para facilitar la construcción de su nuevo avión. Como parte de ese acuerdo esta empresa podrá construir una fábrica de piezas de aeronaves en Colombia. 

A la pregunta que le hizo Dinero.com sobre cómo sostener el desempleo en un digito, como uno de los retos de Juan Manuel Santos, el ex mandatario de Brasil dijo que Colombia está en un momento importante de su historia, con un crecimiento económico sólido. “Es importante que ese boom esté  acompañado de una redistribución y transferencia de la riqueza para que se fortalezca las oportunidades para que los pobres suban de clase social, en mi país los pobres pasaron a ser tratados como ciudadanos, esa es la apuesta”, dijo.

En los ocho años de su Gobierno se alcanzaron 16,5 millones de empleos formales. El equivalente a los empleados formales e informales de Colombia.

Lula Da silva asegura que el mejor aprendizaje que le dejó su Gobierno fue sacar de la pobreza a millones de personas mejorando las condiciones para acceder al crédito y que los bancos le otorguen líneas de crédito a las cooperativas de trabajo. 

Aseguró que las proyecciones de Brasil están enfocadas en aumentar su confianza en América del Sur. 

También hizo un llamado para construir alianzas empresariales basadas en la confianza. “Por qué el Banco do Brasil no pude venir e instalarse acá, si las personas no confían no se puede pedir que las alianzas prosperen hay que seguir construyendo esa senda de confianza. Un buen ejemplo son el aumento de las inversiones de Petrobras en Colombia”, señaló. 

Cambio social
En su intervención el presidente dijo que “Hoy ya no es necesaria la espada de Simón Bolívar, lo que necesitamos son bancas de inversión y líneas de crédito para los más pobres. Hoy el 47% del PIB está representado en préstamos a población vulnerable. No hay que tener miedo hay que prestarle dinero a la gente”. Aseguró que lo más importante para que las economías crezcan es hacer inversiones en la clase menos favorecida. “Crear algo para impulsar un nuevo crecimiento que de empleos, porque el mundo necesita de algo extraordinario para que los pobres vivan con su dolor”.

Dijo que una gran revolución es que las grandes e importantes universidades empiecen a recibir a los pobres en sus aulas. 
Expuso que su verdadero modelo de crecimiento son inversiones en la gente que más lo necesita y convertirla en consumidores de alto nivel. “En los países ricos también hay pobres y eso no es una vergüenza. Los pobres pueden ser potenciales compradores de combustibles, ropa, comida, acero, solo así la economía va a crecer y eso es lo que sucedió en Brasil”, explicó.

“Estoy seguro que el desarrollo económico está en nuestras fronteras”, concluyo.

Impulso regional
Lula fue muy enfático en promover y aumentar el crecimiento económico, con mayor inversión social. Propuso crear un fondo de garantías con parte de las reservas de cada país para invertir en el desarrollo estratégico de América del Sur. “Construir hidroeléctricas, carreteras, puertos, redes de telecomunicaciones. Si es verdad que Colombia, Brasil y Venezuela tienen tanto gas como dicen debemos construir un gran proyecto de integración para aprovechar la riqueza de ese recurso en el continente. ¿Por qué no tener un gasoducto que atraviese la cordillera?. En Brasil tenemos 583.000 mega vatios de energía y solo usamos el 22%, eso se puede aprovechar para romper fronteras. La razón por la cual estamos reunidos yo le doy toda la importancia”, explicó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?