| 5/30/2007 12:00:00 AM

Bolsa china se desploma por alza fiscal en el mercado

El desplome ocurrió después que el Ministerio de Hacienda triplicó del 0,1 al 0,3% el impuesto a las transacciones bursátiles. El ministerio intenta "enfriar (el) mercado bursátil", dijo la agencia oficial de noticias Xinhua.

BEIJING (AP) _ Las acciones cotizadas en los mercados de China cayeron el miércoles, luego que el gobierno aumentó un impuesto cobrado a las operaciones bursátiles con la intención de frenar el auge del mercado por temor a que estalle la burbuja artificial e insostenible.

El Indice Compuesto de Shanghai bajó un 6,5% a 4.071,27 puntos, un día después de alcanzar su nivel máximo de 4.335,18 puntos. El Indice Compuesto de Shenzhen, la segunda plaza bursátil en China, tuvo un tropiezo más pronunciado al cerrar con una caída del 7,2% en los 1.199,45 puntos.

El economista Minggao Shen de Citigroup dijo que "el mercado no sabía hasta ahora lo que el gobierno pensaba".

"Este cambio de política revela la preocupación del gobierno ante el posible estallido de la burbuja bursátil", señaló Minggao.

Pese a la baja, el índice principal de Shanghai había tenido un incremento considerable de 52% en lo que va de año, tras crecer un 130% en el 2006.

Los avances han sido fomentados por la solidez de los beneficios corporativos y la aportación de dinero fresco de millones de inversionistas nuevos que han invertido la totalidad de sus ahorros en el mercado bursátil ante la falta de alternativas para sus fondos. Los bancos chinos pagan un interés del 3% en los depósitos.

El número de inversionistas chinos con posiciones en el mercado de valores aumentó a unos 100 millones, y decenas de miles abren a diario cuentas de contratación. Los medios informativos, al describir la fiebre inversionista que atenaza al país, han señalado ejemplos de personas sin experiencia alguna en bolsa que hipotecan sus viviendas o invierten sus ahorros de jubilación por primera vez en bolsa, ante la creencia de que multiplicarán en breve plazo sus inversiones.

El retroceso del miércoles tuvo un modesto impacto en las bolsas de valores de Asia. En Tokio, el índice Nikkei bajó un 0,5% y la bolsa de Hong Kong retrocedió un 0,9%. El mercado bursátil de Seúl subió a una cotización récord.

La confianza del inversionista chino se ha visto reforzada en parte por el calendario político de China.

Muchos creen que los líderes comunistas harán todo lo necesario para mantener los mercados de valores pujantes y evitar una crisis de confianza pública antes de la reunión del Partido Comunista chino a fines del 2007, y las olimpiadas de Beijing del próximo año.

El impuesto a las transacciones bursátiles "es una primera medida, en caso de que incluso si ocurriera pronto una corrección bursátil, tendrían tiempo de estabilizarse o incluso mejorar antes de que se reúna el partido en el cuarto trimestre", dijo Shen, de Citigroup.

Los economistas creen que un retroceso del mercado bursátil tendrá un impacto menor en la economía de China, ya que su expansión reside en sus exportaciones. Además, los ciudadanos tienen mucho más dinero en cuentas de ahorro que en acciones.

Una caída de los precios de incluso un 20% tendrá repercusiones modestas en la economía nacional, pronosticó el economista de J.P. Morgan, Frank Gong, en un informe enviado a sus clientes.

Gong destacó que durante la baja bursátil del 2001 al 2005, cuando el índice del mercado principal bajó de los 2.300 puntos a 1.000 puntos, la economía china creció un 10% anual.

El Banco Mundial, en un informe difundido el miércoles, dijo que la economía china crecerá este año un 10,4%, frente al 9,6% pronosticado hace unas semanas, y agregó que el superávit de su cuenta corriente podría llegar a los 340.000 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?