| 3/28/2008 12:00:00 AM

BanRepública no alteró tasas de interés

La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión de hoy mantuvo inalterada su tasa de interés de intervención en 9,75%.

Bogotá.- La Junta Directiva del Banco de la República decidió mantener inalteradas sus tasas de interés de intervención en 9,75% en la sesión de hoy viernes.

En esta decisión no sorprendió casi a nadie, pero deja viva la sensación de que la discusión de alzas se aplazó apenas unas semanas.

En esta ocasión la Junta dijo que el enrarecido panorama internacional, caracterizado por una desaceleración cada vez más pronunciada en Estados Unidos, fue la principal consideración para mantener las tasas sin modificación.

Los técnicos del Banco y algunos economistas habían sugerido un alza en las tasas a las que la entidad les presta a los intermediarios financieros, porque la economía colombiana no da muestras de desacelerar su crecimiento, con lo que se pueden inflamar las presiones sobre la inflación en los próximos meses.

El dato de producción que reveló el Dane esta mañana y que ubicó el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2007 en 7,52%, es una muestra de que el vigor de la economía no se perdió hasta diciembre. Los indicadores líderes tampoco aflojan mucho.

Aunque pueda parecer paradójico, esa buena noticia preocupa al banco central colombiano porque indica que la demanda no se había reducido hasta ese momento y con ello habría una presión adicional para que la inflación se mantuviera por encima del techo de 4,5% que se propuso para el año. Hasta febrero el aumento de los precios a los consumidores alcanzaba 6,35%.

La receta tradicional para hacer más lento el crecimiento es subir los intereses. Con eso, por la vía de un crédito más costoso, se reducen el consumo y luego la inversión y así se ajustan las expectativas de aumentos de precios hacia el futuro.

El efecto sobre el precio del dólar
Sin embargo, en esta ocasión, como en las últimas dos o tres sesiones de la Junta, hubo una preocupación sobre el efecto de una subida de tasas sobre la revaluación. Ese año se espera que la inversión extranjera valga cerca de US$9.000 millones, una cifra sin precedente histórico. Esa entrada de dólares haría que el peso gane valor frente al dólar y se acentúe la revaluación que en los últimos 12 meses supera el 16%.

La apreciación del peso afecta fuertemente a los exportadores, que ya han manifestado su inconformidad con que el Banco de la República propicie una apreciación adicional. Y esto ocurre cuando el emisor sube su tasa de interés, porque hay un mayor deseo de los inversionistas internacionales por traer sus dineros a Colombia, sobre todo en un escenario en el que las tasas en Estados Unidos, van a la baja.

Algunos dan otros argumentos para justificar la decisión de la Junta. “Hay argumentos para decir que se debe dar un mayor margen de espera para tomar la decisión de subir otros 25 puntos básicos las tasas de interés”, dice el jefe de Inversiones de Compass Colombia, Felipe Gómez Bridge. Afirma que los datos de la Andi muestran cómo la utilización de la capacidad instalada está bajando, gracias a la inversión empresarial de los últimos, “que propiciaron las bajas tasas de interés, entre otras cosas”, y que el impacto de la crisis de Estados Unidos sigue siendo un interrogante.

Otros como Juan Téllez, economista jefe del BBVA señala que en el futuro de la economía nacional hay signos encontrados. Así como se mantiene la confianza de los consumidores, se deteriora la de los industriales y los comerciantes

La otra razón para que no suban es presión del gobierno, pura y dura. Aunque en la última ocasión en que la Junta aumentó sus tasas había presión, esta vez el Presidente Uribe está más interesado en detener el alza. La SAC, los cafeteros, Fedesarrollo, entre otras entidades, ya se manifestaron contrarios a un alza.

“Muchas veces la parte política y la parte técnica pueden entrar en conflicto. Un ejemplo se dio hace tres años cuando en el informe de inflación del Banco de la República el modelo técnico recomendaba subir tasas de interés y la Junta decidió dar un compás de espera para hacerlo”.


Finalmente y dada la incertidumbre derivada por la actual coyuntura de la economía mundial, la Junta decidió la compra de divisas mediante la utilización del mecanismo vigente de subastas de opciones de acumulación de reservas. Estas subastas se harán
mensualmente por un monto de US$150 millones, con lo cual podrían adquirirse por este mecanismo en un año US$1.800 millones.


La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, del comportamiento y proyecciones de la inflación y del crecimiento y reiteró que la política monetaria futura dependerá de la nueva información disponible.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?