| 2/12/2011 9:30:00 AM

Bancos ganan $5,91 billones en 2010

En el año anterior, los establecimientos de crédito alcanzaron utilidades por un 8,67% más que en 2009, cuando alcanzó una cifra mayor a 5,43 billones. Sin embargo, los niveles de rentabilidad disminuyeron frente a los observados en 2009.

Los establecimientos de crédito registraron mayores resultados en 2010 en comparación con el año anterior, debido al buen desempeño de los mercados financieros y el mayor dinamismo en su actividad de intermediación, informó la Superintendencia Financiera.

En 2010 los indicadores de rentabilidad disminuyeron frente a los niveles observados durante 2009. Lo anterior obedece, en su mayoría, al mayor dinamismo de los activos y el patrimonio con respecto al observado para las utilidades.

En los doce meses más recientes estos indicadores se ubicaron en promedio en 2.41%
para el retorno sobre los activos y 17,81% para el retorno sobre el patrimonio, ubicándose en niveles muy cercanos a los observados durante los tres años más recientes.

Al evaluar las utilidades operacionales de estas entidades, se encuentra que el 57,25% se explica por concepto del margen neto de intereses, el 18,93% por servicios financieros y un 14,09% por valoración de inversiones.

Frente a la participación de estos rubros en las ganancias operacionales de 2009, la cartera aumentó su participación en 1,18% y los servicios financieros en
0,75%, mientras la valoración de inversiones presentó una disminución de 2,18%.

En diciembre de 2010 el valor de los desembolsos fue $45,90 billones, aumentando en $10,33 billones frente a lo colocado al cierre de 2009 ($35,57 billones). En términos absolutos, este comportamiento es consecuencia del incremento en los desembolsos de créditos comerciales ($8,61 billones) y de consumo ($1,45 billones). En términos relativos, el mayor crecimiento nominal anual se observó en la modalidad de microcrédito (46,35%).

Al finalizar el 2010, las inversiones de los establecimiento de crédito se situaron en $60,34 billones, aumentando en $9,57 billones frente al nivel observado al cierre de 2009 ($50,77 billones). Lo anterior equivale a una tasa de crecimiento nominal anual de
18,85%.

El incremento en el nivel de inversiones en el año más reciente ($9,57 billones), corresponde en un 52,80% al incremento de las inversiones en renta fija ($5,05 billones) y el porcentaje restante a las inversiones de renta variable ($4,52 billones).

En igual periodo, se observa que disminuyeron las inversiones negociables (-20,89%), mientras las inversiones disponibles para la venta y para mantener hasta el vencimiento aumentaron en 76,95% y 24,35%, respectivamente.

Por tipo de título, las acciones son los instrumentos que registraron el mayor crecimiento durante el año y que impulsaron la expansión del portafolio. Las inversiones en estos títulos aumentaron $4,86 billones, equivalente a una variación anual de 66%, al pasar de $7,36 billones en diciembre de 2009 a $12,22 billones en igual mes de 2010.

Las inversiones en bonos y títulos hipotecarios (aumentaron en $2,82 billones) junto con las inversiones en títulos de deuda pública interna (crecieron en $2,78 billones),
fueron otros productos que presentaron una importante expansión en 2010 dentro del portafolio de los establecimientos de crédito.

Al finalizar 2010, el sistema financiero reportó utilidades por $31,51 billonesillones, las cuales corresponden en $22,81 billonesillones a las obtenidas por los recursos administrados y en $8,70 billonesillones a las obtenidas por las entidades vigiladas.

Este resultado corresponde en su mayoría a los resultados obtenidos por los FPM y los establecimientos de crédito, los cuales registraron ganancias por $15,71 y $5,91 billones, respectivamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?