| 3/27/2009 12:00:00 AM

Banco Mundial ve crecimiento cero de America Latina

Las economías de la región se estancará producto de la crisis económica mundial y la dependencia de la economía de Estados Unidos.

(MEDELLIN) La economía de Latinoamérica se estancaría este año y hay un creciente riesgo de que incluso se contraiga, víctima de los efectos de la crisis financiera global, dijo el viernes un importante funcionario del Banco Mundial.

Después de años de bonanza, la región se encuentra a las puertas de una recesión, producto de la caída en los precios de las materias primas y de un descenso en las exportaciones y en las remesas que envían los inmigrantes.

"Hasta ayer a la noche, el modelo regional mostraba una predicción de crecimiento cero para la región (este año), con una creciente probabilidad de que el crecimiento pudiera ser negativo", dijo Marcelo Giugale, director del Banco Mundial para la Reducción de la Pobreza en América Latina, en una entrevista con Reuters.

La proyección para el 2009 marca una aguda desaceleración respecto al 2008, cuando según datos preliminares del Banco Mundial, Latinoamérica habría crecido entre un 4,5 y un 5,5%.

En medio de una alta incertidumbre en torno a las proyecciones económicas, Giugale evitó dar una cifra sobre la eventual contracción que sufriría la región este año, señalando que sólo cuando se tengan los datos del primer trimestre el panorama estaría más claro.

Fuertemente dependiente de Estados Unidos, el corazón de la crisis financiera mundial, Latinoamérica podría comenzar a recuperarse en los últimos tres meses de este año bajo una proyección optimista, pero en un escenario pesimista la mejoría sólo ocurriría en el segundo trimestre del 2010, de acuerdo con el funcionario.

"Cuál de los dos escenarios se concretará, nadie puede adivinarlo. No hemos visto ningún dato que diga que uno es más probable que el otro", dijo Giugale en el marco de la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo.

Primera en la Fila


Para que se vean las primeras señales de mejoría será clave una reactivación del financiamiento del comercio mundial, que prácticamente se paralizó con el estallido de la crisis global, indicó.

Estimular la economía sin poner en riesgo los avances logrados en los últimos años para sanear las finanzas públicas también será crucial para que América Latina pueda regresar a un camino de crecimiento sustentable, destacó.

"Si manejamos esta crisis estimulando (la economía) sin destruir las cuentas fiscales, cuando comience la recuperación estaremos primeros en la fila. La plataforma para la recuperación está", dijo Giugale.

Sin embargo, el funcionario marcó diferencias a nivel regional. Por un lado señaló a México y Centroamérica -con una fuerte dependencia de Estados Unidos-, y a Sudamérica, con la excepción de Chile, al que elogió por sus políticas fiscales prudentes.

"Chile está en su propia liga porque tiene su propia capacidad de respuesta a través de las reservas acumuladas", expresó Giugale.

Pero mientras se avizora una recuperación, América Latina deberá hacer frente al aumento en el número de pobres que dejará la crisis. Según estimaciones del Banco Mundial, seis millones de latinoamericanos caerán en la pobreza este año producto de la desaceleración económica.

"De esos seis millones, cuatro son personas que hasta hoy pertenecían a la clase media y dos millones son personas que podrían haber salido de la pobreza de no haber existido la crisis", explicó Giugale.

Para enfrentar esta crisis, los países latinoamericanos están aumentando sus pedidos de préstamos al Banco Mundial. Sólo en los últimos nueve meses, la entidad ha prestado US$14.000 millonesa las economías de la región, muy por encima del promedio de entre US$4.500 millones y US$5.000 millones de los últimos años, dijo.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?