| 11/30/2011 3:00:00 PM

Banco de Bogotá lanza cuatro productos para agilizar pagos

Entre los productos está la Tarjeta Débito MIO, la cual podrán utilizar los caleños para pagar su transporte sin hacer fila para recargar el plástico.

La expectativa de la entidad es tener 50.000 tarjetas en 2012.

El MIO moviliza cerca de 360.000 pasajeros por día y es el tercer sistema masivo de transporte del país.

El vicepresidente comercial del Banco de Bogotá, Fernando Pineda, aseguró que están habilitados cuatro pasajes al día. El pago será descontado a los usuarios en la noche.

La tarjeta, además de servir para pagar el pasaje para movilizarse, se podrá utilizar para hacer transacciones de la entidad bancaria como retiros en el cajero y compras en el centro comercial.

De otro lado, Pineda se refirió al producto Pago sin Contacto que permitirá pagar cuentas sin tener que esperar un recibo a cambio de la transacción. "Con esto se agilizan los procesos y se tiene una mayor seguridad al no tener que dar la tarjeta físicamente al vendedor", recalcó Pineda.

Así mismo, el Banco de Bogotá realizó una alianza con Copidrogras para aumentar los corresponsales bancarios de la entidad en el país.

Pineda explicó que la entidad cuenta con más de 5.000 droguerías afiliadas con presencia en 31 departamentos y 500 municipios del país, donde los clientes del Banco de Bogotá, podrán realizar sus transacciones.

Finalmente el funcionario se refirió al lanzamiento de Visa Vale, una nueva alternativa para el pago de salarios.

"Se trata de una solución innovadora para el pago parcial de salario, que permite a los trabajadores, mantener las ventajas de los bonos de papel y mayor seguridad al no manejar efectivo para hacer las comprar".

Vale Visa podrá ser utilizado en almacenes de cadena, restaurantes y en estaciones de servicio de gasolina en el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?