| 12/10/2010 7:00:00 AM

Banco de Bogotá compró el BAC por US$1.920 millones

La entidad efectuó la mayor inversión que un banco colombiano haya llevado a cabo en el exterior. Con un pago de US$1.920 millones, la entidad de Grupo Aval asumió el control de BAC Credomatic Network, el principal grupo financiero en Centroamérica.

Después de firmar los documentos finales y entregar US$1.920 millones a  GE Consumer Finance Central Holdings Corp. y General Electric Capital Corporation, se cerró el negocio más grande que un banco colombiano haya realizado fuera del país. “Aquí no se ha hecho una compra igual. Ninguna, ni menos en el exterior. Nadie ha hecho algo así”, dice Luis Carlos Sarmiento para mostrar la dimensión de la operación, que se concluyó meses antes de lo previsto.

Los activos del BAC Credomatic Network (BAC), que tiene presencia en Centroamérica, México, Bahamas y Cayman y cuenta con una oficina de negocios en Miami, representan el 20% de los activos actuales del Grupo Aval. “Esto es como el crecimiento de dos años en un día”, ilustra el empresario.

Para efectuar esta adquisición, el banco se financió por medio de tres fuentes. La primera, una emisión de bonos obligatoriamente convertibles en acciones del Banco de Bogotá por $2,5 billones, un poco más de US$1.300 millones, la segunda mayor emisión de la historia nacional después de la de Ecopetrol y la mayor efectuada por accionistas existentes de una empresa privada en el país.

El resto del dinero viene de una inversión directa del Bogotá (US$500 millones) y de líneas de crédito que tiene aprobadas la compañía de Leasing Bogotá en Panamá, que fue el vehículo a través del cual se realizó la operación. Naturalmente el Aval podría pagar esos préstamos si recibe fondos del ADR.

En terminos de ingresos, esta adquisición le generará entre US$150 millones y US$200 millones anuales, lo que produciría una rentabilidad cercana al 11% sobre la inversión. Pero además, los 42 millones de habitantes de Centroamérica ofrecen una buena posibilidad de expandir la operación. “Es casi como sumarle otra Colombia al mercado potencial. Por eso me ha parecido muy interesante”, afirma Alejandro Figueroa, Presidente de Banco de Bogotá.

“Estamos realmente complacidos con esta adición a Grupo Aval en cabeza del Banco de Bogotá. Consideramos que el grupo financiero BAC Credomatic Network es un complemento natural a nuestra propia red, por ser Centroamérica una extensión de nuestra cobertura geográfica y por las similitudes de las regiones en población, tamaño económico, idioma y cultura. Adicionalmente, esperamos ampliar la gama de productos ya ofrecidos para incluir en el portafolio nuevos servicios orientados a atender clientes colombianos establecidos en Centroamérica y centroamericanos haciendo negocios en Colombia. Esta operación crea un puente financiero entre Colombia y Centroamérica y entre las dos regiones y el resto de América. La solidez financiera de las dos entidades y la alta calidad de sus empleados será la fórmula que garantiza el éxito”, señala Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, Presidente de la Junta Directiva de Banco de Bogotá.

Ernesto Castegnaro, Presidente de BAC Credomatic se refirió a la complementariedad de las dos instituciones: “Tenemos una fortaleza clara en cuanto a banca de consumo, específicamente en tarjetas de crédito. Por su parte, el Banco de Bogotá se vuelve el aliado perfecto de BAC Credomatic Network porque complementa nuestra actual oferta en banca empresarial, banca de inversión y tesorería”.

“Para 2011, nos concentraremos en continuar el proceso de conocimiento mutuo y en determinar las acciones de corto plazo para establecer los objetivos, metas e inversiones necesarias para ser más competitivos. De la misma forma, identificaremos las mejores prácticas de cada una de las entidades para implementarlas y descubrir oportunidades para el desarrollo de productos y para conseguir entrar en nuevos segmentos del mercado”, afirma Alejandro Figueroa, Presidente de Banco de Bogotá.

La marca BAC Credomatic seguirá existiendo, y el grupo financiero mantendrá la autonomía que lo ha caracterizado para innovar y sobresalir en estándares de servicio al cliente y en creación de productos, que lo han convertido en la institución financiera de referencia en la región.

“Con esta transacción creamos valor para nuestros accionistas, para nuestros clientes y para nuestros empleados. Es además la ejecución de nuestra estrategia de internacionalización que consiste en buscar nuevos mercados con adquisiciones sensatas que redunden en mayor confianza de nuestros inversionistas”, concluye Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?