| 10/8/2008 12:00:00 AM

Baja coordinada de intereses

En una jugada sin precedentes los bancos centrales de Europa y Estados Unidos coordinaron una baja de tasas de interés para recuperar la economía mundial.

La Reserva Federal de Estados Unidos lideró el miércoles una rebaja de tasas de interés coordinada a nivel internacional, con un recorte de medio punto porcentual, al igual que el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra y los organismos monetarios de Suiza, Canadá y Suecia.


En un intento por contener una turbulencia financiera global sin precedentes, la Fed rebajó su tasa referencial de los fondos federales en medio punto porcentual a 1,5 por ciento y también redujo su tasa de descuento en la misma cantidad, a 1,75 por ciento.
El recorte de tasas de 50 puntos básicos del BCE dejó su costo del dinero en 3,75 por ciento. En Gran Bretaña, la tasa de interés oficial se ubica ahora en 4,5 por ciento tras la rebaja del Banco de Inglaterra.

China también se unió al esfuerzo, al disminuir su tasa de interés clave en 27 puntos básicos.

El Banco de Japón, con tasas de sólo 0,5 por ciento, no se incorporó a la iniciativa global, pero la Fed dijo que la entidad monetaria japonesa expresó su fuerte respaldo para la medida coordinada.

"Los datos económicos entrantes sugieren que el ritmo de la actividad económica se ha moderado en forma marcada en meses recientes", dijo la Fed en un comunicado.
"Además, la intensificación de la turbulencia de los mercados financieros probablemente ejerza una restricción adicional sobre el gasto, en parte al reducir aún más la capacidad de las familias y las empresas para obtener crédito", agregó.

La Fed dijo que si bien la inflación ha sido alta, los recientes declives de los precios de la energía y las materias primas en general habían moderado los riesgos inflacionarios.

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?