| 7/12/2006 12:00:00 AM

Baile de alianzas en internet

La competencia en la red se ha vuelto feroz. El poderío de Google ha desatado una carrera de alianzas y fusiones entre las principales empresas del sector. La madurez de la red y su consolidación como primer medio de comunicación son los detonantes de estas nuevas batallas.

"Organizar la información del mundo". Éste es el objetivo de Google, y de ahí su carrera por lanzar servicios, productos y alianzas, como la anunciada con Dell para meterse de cabeza en sus computadores. Las ansias de Google han lanzado a cada uno de sus competidores a los brazos de los demás, en un baile frenético en el que todos pueden acabar de pareja de todos. Ebay y Yahoo! acaban de asociarse, mientras Google y Microsoft se pelean por hacerlo con News Corp. y su popular MySpaces. La madurez de la red, su consolidación como primer medio de comunicación global, el interés de los usuarios por compartir información multimedia y la presión de la Bolsa son las razones de este baile de alianzas.
 
"Ebay conversa con Microsoft y Yahoo! sobre un enemigo común: Google". El titular salió en la primera página de The Wall Street Journal, pero no ha sido el único periódico en destacar las discretas negociaciones que mantienen los gigantes de Internet desde hace varios meses. En algunos casos, como los de Ebay y Yahoo!, o Google y Dell, se han firmado acuerdos formales. Otras alianzas aún están fraguándose. La más jugosa es la que implica al popular MySpace.com, un sitio donde 65 millones de usuarios comparten fotos, vídeos y opiniones. Su propietario, News Corp., quiere llegar a un acuerdo con un buscador, y seis empresas, entre ellas Microsoft y Google, se pelean por esta atractiva alianza.
 
El objetivo de esta pelea global que mantienen Google, Microsoft, Ebay y Yahoo! es controlar un medio de comunicación que, según un reciente estudio de la OPA (Asociación de Publicidad Online) es ya el primero que se consulta en las oficinas estadounidenses, y el segundo en los hogares. Y es un negocio que, además, seguirá creciendo: en este momento, tan sólo el 8% de la publicidad mundial se realiza en Internet.
 
Los desencadenantes de esta oleada de acuerdos son variados, aunque se pueden resumir en uno: la hiperactividad de Google. El primer buscador del mundo -tiene el 59% de cuota en EE UU y ronda el 90% en España- lleva meses anunciando productos, servicios y alianzas, casi al ritmo de uno semanal. Vídeo, mensajería, telefonía por Internet, clasificados y hasta un sistema de pagos por Internet, GBuy, que se presentará el 28 de junio, según estimaciones de los analistas. Google está dispuesta a entrar en todos y cada uno de los mercados que respondan a su amplísima filosofía de negocio: "Organizar la información del mundo".
 
Google, además, se está preparando seriamente para impedir que Microsoft saque partido de su próximo lanzamiento, Windows Vista, y le arrebate el negocio de las búsquedas. Lo demuestran sus dos últimos anuncios. El primero es el lanzamiento de una hoja de cálculo que competirá con el Excel de Microsoft, aunque la intención no es sólo ésa: el éxito de su negocio de búsquedas requiere que la red contenga cuanta más información posible. Y eso es lo que intenta Google, moviendo la información financiera contenida en una aplicación cerrada como la de Microsoft a una abierta como la suya. Antes lo hizo comprando Writely, un procesador de textos similar al Word de Microsoft.
 
En segundo lugar, ha pagado una cantidad no desvelada a Dell para que venda ordenadores con sus programas, así que los usuarios podrán decidir si utilizan las herramientas gratuitas de Google o se compran las de Microsoft.
Los competidores de Google han comenzado también a moverse. Temen que el buscador -que es la marca más reconocida del mundo, según Brandchannel.com- empiece a competir en todos los negocios que dan dinero en Internet, e incluso en los que aún no lo dan.
 
Las compañías, que han encontrado un enemigo común, han desarrollado una estrategia común: aliarse. "Estas empresas están centrándose en crear relaciones más profundas con el usuario", explica el analista de JP Morgan Imran Khan en un extenso informe sobre Internet. "Creemos que la consolidación [de empresas] conseguiría este objetivo porque será posible controlar un usuario desde la recolección de información hasta la fase de la transacción". Las grandes compañías de Internet ofrecen muchos tipos de servicios (véase cuadro), y son prácticamente los mismos, desde los blogs a la información financiera, pasando por las búsquedas, las alertas o los chat. Hay pocas posibilidades de diferenciarse salvo, quizá, fortalecer las debilidades propias con las
fortalezas ajenas.
 
Eso es lo que han hecho Ebay y Yahoo! La primera es líder en comercio electrónico, pero hace menos del 1% de sus ingresos con la publicidad. Éste es el fuerte, mientras, de Yahoo!, que nunca ha sabido explotar el comercio electrónico. Ambas se han aliado para complementarse. El acuerdo supone que, a partir de ahora, Ebay utilizará el software de Yahoo! para poner anuncios en su página web, mientras que los usuarios de Yahoo! podrán utilizar el sistema de pagos online de Ebay, Paypal, para realizar sus compras.
 
Según Piper Jaffray, el tráfico de Yahoo! se incrementará un 30% gracias a este acuerdo, y sus ingresos, en unos 43 millones de dólares mensuales, añade Deutsche Bank. Por su parte, Ebay podría aumentar sus ventas un 5%, calcula Morgan Stanley. El acuerdo, en todo caso, sólo incluye el mercado estadounidense, lo que deja las manos libres a ambas compañías para buscar novios alternativos en el resto del mundo, especialmente en el pujante mercado asiático.
 
La posición de Microsoft es mucho más compleja. La compañía de Redmond lleva años luchando por hacerse un hueco en Internet, pero ha confiado buena parte de su crecimiento a los poderes de su software: Windows está presente en nueve de cada diez ordenadores, y su navegador Explorer, según JP Morgan, tiene entre el 80% y el 90% del mercado. La compañía ha negociado con Yahoo!, Ebay y Dell, según diversas fuentes, pero finalmente no ha firmado ningún acuerdo, entre otras cosas, porque la lupa de las autoridades antimonopolio aún sigue observando de cerca sus productos, servicios y alianzas.
 
Microsoft confía en el poder de su próximo y esperado Windows Vista, que incluirá un buscador de serie, pero, en todo caso, ha anunciado un plan para aumentar sus gastos internos y en adquisiciones hasta los 2.500 millones de dólares, frente a los 1.000 millones del año anterior.
 
La carrera no ha hecho más que comenzar, y se decidirá en buena parte a principios del año que viene, cuando Vista ya esté en el mercado y el resto de alianzas se hayan definido. A los competidores, en todo caso, no les sobra el tiempo. El primer trimestre, las compañías dispararon sus gastos operativos -Google, un 113%; el resto, cerca de un 35%-. Y su valor en Bolsa no para de caer. Este año, Microsoft ha perdido un 27%; Ebay, un 45%; Yahoo!, un 35%, y Google, un 12%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?