| 11/28/2011 2:00:00 PM

Autorizan al Oleoducto Bicentenario tomar crédito por US$642 millones

Los recursos serán utilizados en la ejecución de las fases cero y uno del proyecto de transporte de crudo más ambicioso del país, que tiene un costo total de US$4.200 millones.

Se estima que las fases iniciales del proyecto Oleoducto Bicentenario costarán unos US$1.000 millones, para agregar una capacidad de 120.000 barriles en el segundo trimestre de 2012.

El préstamo avalado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público será asumido por los siete socios, de acuerdo a su capital accionario: Ecopetrol Capital AG (en nombre de Ecopetrol, Hocol y Ecopetrol Pipelines Internacional) contratará préstamos por US$404,1 millones.

Los socios minoritarios prestarán los siguientes montos: Meta Petroleum Corp. (Pacific Rubiales) US$135,4 millones y el resto cada uno de a US$34 millones, para completar los US$642 millones.

El empréstito será pagadero a diez cuotas semestrales, iguales y consecutivas. El interés sobre el monto de capital adeudado será del 7,32% anual.

La sociedad Oleoducto Bicentenario de Colombia S.A.S. tiene siete accionistas: Ecopetrol, Pacific Rubiales, Petrominerales, Hocol, Grupo C&C Energía Barbados, Rancho Hermoso S.A. - Canacol Energy Ltd. y Vetra Exploración & Producción Colombia.

La inversión para la construcción de la Fase 1 del oleoducto entre Araguaney y Banadía y las adecuaciones de Coveñas se estima inicialmente en US$1,031 millones. El costo total estimado del proyecto, incluyendo la fase 2 (hasta Ayacucho) y la fase 3 (hasta Coveñas), ascendería a US$4.200 millones.

Cuando termine la construcción del tubo de 960 kilómetros que va desde Casanare hasta Coveñas, tendrá una capacidad de 450.000 barriles, que se agregan a los 830.000 barriles de capacidad actual.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?