| 6/12/2007 12:00:00 AM

Aumentan las zonas francas

El Gobierno Nacional cuenta con 10 solicitudes para crear zonas francas en el país las cuales se espera, traigan más de US$500 millones. Los inversionistas más interesados son de Bélgica, Estados Unidos, China y Colombia.

En los próximos dos años el país estará experimentado además de la entrada de nuevas empresas, otras alternativas para hacer negocios. Se trata de la creación de aproximadamente 10 nuevas zonas francas que atraerán nuevas inversiones por parte de empresarios de Asia, Bélgica, China, Estados Unidos, España, Venezuela y Colombia.

Entre los proyectos que se esperan manejar se cuenta la instalación de áreas especializadas para la elaboración de biodiesel, materiales de construcción, producción de carne, servicios, call center, desarrollo de software, parques tecnológicos, sociedades portuarias, concesiones, plásticos, textiles y confecciones, cosméticos, productos de aseo, entre otros, que además de generar empleo, contribuirán al aumento de las ventas internacionales.

Actualmente en Colombia existen 11 zonas francas que operan en Santa Marta, Barranquilla, Cartagena, Medellín, Cali, Armenia, Bogotá y Cúcuta, y generan 37.000 puestos laborales directos y otros 70.000 indirectos. Con la entrada en funcionamiento de estos espacios se podrían generar alrededor de 100.000 nuevos empleos.

El director de la Cámara de Zonas Francas de la Asociación Nacional de Industriales, Andi, Edgar Orlando Martínez, asegura que el interés por tratar de sacarle provecho a las nuevas disposiciones tributarias hará que en dos años se habiliten en el país el mismo número de zonas francas que existen en la actualidad.

“Los empresarios se han dado cuenta de que la ley les permite descontar hasta el 57% del impuesto de renta. Lo que busca el Gobierno con ese incentivo tributario es que los empresarios amplíen sus plantas y por supuesto generen más empleo. Sin duda, las zonas francas son un imán para atraer la inversión y por qué no hacerlo en Colombia. Otro de los beneficios de este auge para el país será el aumento en la competitividad”.

Existe preocupación por a infraestructura, es decir vías y accesos. Para Martínez el panorama no es tan complejo, se solucionará poco a poco con el propio desarrollo que trae consigo cada una de las nuevas Zonas Francas.

Los nuevos proyectos están pensados para ciudades intermedias como Manizales y Bucaramanga, y también existe interés por crear más en donde ya funcionan zonas francas. En Barranquilla, por ejemplo, hay un proyecto de 300 hectáreas para crear una nueva zona Franca. Se calcula que en dos años en la Costa Atlántica se podrían generar 10.000 puestos de trabajo con la llegada de nuevas compañías.

La mano de obra, la oferta de servicios públicos, variedad de centros de capacitación, calidad de los trabajadores, son factores determinantes para que los inversionistas quieran establecer en el país sus negocios, que de ser aprobados por la Dian, le traerán país más de US$500 millones.


“Las zonas francas se han convertido en unos motores del desarrollo en cuanto a comercio exterior se refiere. Hay incentivos muy atractivos para que los empresarios aprovechen esta oportunidad e inviertan en el país, tanto nacionales como extranjeros. No hay que tenerle miedo a invertir, pues este es un esquema exitoso, la prueba de ello es que donde funcionan, dan resultados positivos. Además, los indicadores del país demuestran que hay muchas cosas que se pueden hacer”, dice el director de la Cámara de Zonas Francas de la Asociación Nacional de Industriales, Andi, Edgar Orlando Martínez.

Los vecinos
En cuanto a la región, Martínez sostiene que Colombia es uno de los lugares que mejor se encuentra en la materia, pues por ejemplo Venezuela ha descuidado el tema y el desarrollo industrial estimado hasta el momento, no es el esperado. Por su parte, en Ecuador, la misma aduana local no ha permitido que estos lugares operen.

En Perú si hay un desarrollo de Zonas Francas, pero no tienen una actividad industrial importante. “Una de las que sí es competitiva es la Zona Franca de Manaos en Brasil, donde están presentes grandes firmas internacionales. Uruguay se destaca porque se dedican al área de servicios y con el paso de los años se convirtió en un jugador importante, sin olvidar a Chile”.

Sin duda no hay que desconocer la fuerte competencia que hay en Centroamérica debido a la preparación desde hace muchos años, desde México hasta Panamá, con legislaciones apropiadas para incentivar la inversión extranjera mediante creación de zonas francas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?