| 1/20/2009 12:00:00 AM

Aumenta la piratería en Colombia

Las pérdidas económicas por piratería aumentaron en Colombia de US$111 millones a US$127 millones en el último año.

Andrea Sánchez es ingeniera industrial. En el día trabaja en una reconocida empresa multinacional farmacéutica, y en la noche se dedica a su Maestría. Por cuestiones de tiempo se ha convertido en “cliente virtual”: en Internet no sólo paga los servicios públicos sino que también hace mercado.

Sin embargo, recientemente fue víctima de una estafa en uno de los sitios de subasta online. “Adquirí un software Windows XP por US$100, cuando recibí el paquete revisé el empaque y todo me pareció genuino, sin embargo, cuando lo instalé en mi computador me di cuenta que la resolución era de baja calidad y se bloqueaba con frecuencia. Consulté con un amigo mío, ingeniero de sistemas, y después de revisar el software me dijo que me habían engañado, que había comprado un software pirata”, comenta Andrea.

Casos como éste son los que últimamente están atendiendo la Unidad de Delitos Informáticos de la Dijín y la Unidad de delitos contra la Propiedad Intelectual. Según los investigadores, con esto se confirma que los “piratas del software” utilizan todos los escenarios posibles para vender ilegal y engañar a la gente. “La piratería de software ha encontrado en el Internet un nuevo canal para la promoción y comercialización de productos ilegales. Por eso empresas de tecnología como Microsoft tienen que seguir apoyando las actividades de la Policía y Fiscalía para combatir la piratería de software mediante Internet.

En Business Software Alliance (BSA), trabajamos de manera constante para que el Internet represente un entorno seguro donde los ciudadanos pueden navegar y realizar sus diferentes transacciones con confianza y tranquilidad. Para poder derrotar esta práctica necesitamos el concurso de toda la ciudadanía y de las empresas para tener mejores resultados”, dice Ian Raisbeck, apoderado de los miembros de Business Software Alliance (BSA) en Colombia.

Por su parte, el Gerente General de Microsoft, Jorge Silva, dice que estas actividades investigativas son apoyadas por las empresas de tecnología. “El software falsificado que se vende en las calles y en estos sitios online deja expuesto a los usuarios a toda clase de virus, gusanos, troyanos y spyware o programas espía, entre otros, que sin duda perjudican la industria y el desarrollo económico de un país. Por eso es un compromiso con el país apoyar a las autoridades en su lucha y procurar un ambiente seguro para toda la gente que usa tecnología”.

En estos sitos de subasta en Internet los compradores adquieren un software ilegal por el mismo precio de un software genuino, y cuando descubren el engaño e intentan ubicar al vendedor este ha desaparecido de los sitios de subasta sin dejar huella.

Pero todos los esfuerzos brindan resultados y por ello, a fin de años, se lograron dar varios golpes a estos delincuentes. Seis empresas dedicadas a la promoción y comercialización de software ilegal mediante Internet fueron intervenidas, de manera simultánea, en las ciudades de Bogotá y Medellín. En las operaciones se contó con la participación de 25 funcionarios de la Dijín, un Representante del Ministerio Público, y dos delegados de la Fiscalía General de la Nación. Tres personas capturadas.

Varias incautaciones de producto, dentro de las cuales se destacan:
Coa´s o Certificados de licencias legales: 41
Programas ilegales: 42
Paquetes completos ilegales: 15
Manuales falsificados: 278
Manuales falsificados en proceso de elaboración: 175
Programas originales sin documentación: 400

Un “virus” online mundial
Vender software “pirata” en sitios de subasta en Internet es una modalidad delictiva que viene propagándose en el mundo como un virus. Microsoft anunció 50 acciones legales en 14 países en contra de sitios de subastas en línea que presuntamente violaron los derechos de autor o las marcas registradas de la compañía por intermedio de fraudes de mercadotecnia y ventas de software falsificado a clientes desprevenidos.

Las acciones legales fueron adelantadas en contra de aquellos involucrados en la venta del software falsamente denominado “Windows Blue Edition”, así como subastadores sin escrúpulos que vendieron software Windows XP pirata y componentes de software ilícitos en los mercados globales de Internet. Las 50 acciones legales se tomaron 17 en Estados Unidos, 10 en Alemania, 10 en Francia y 6 en el Reino Unido, además de procesos en Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, India, Japón, México, Nueva Zelanda, República Dominicana y Taiwán.

Estas demandas forman parte de la Iniciativa de Software Original de Microsoft, la cual tiene como objetivo mejorar la educación dentro del ecosistema de software como parte de los esfuerzos a largo plazo de Microsoft por crear conciencia respecto a las consecuencias de utilizar software pirata; diseñar tecnologías avanzadas para proteger su propiedad intelectual, y apoyar la aplicación de las políticas y leyes antipiratería.

Según el gerente General de Microsoft Colombia, el software falsificado presenta riesgos reales a los consumidores y empresas, “porque abre sus computadoras a violaciones de seguridad que pueden causar la pérdida, daño o abuso de datos importantes o información personal. Incluso los compradores por Internet más experimentados pueden ser engañados por proveedores piratas mientras recorren los negocios en línea en busca de los productos con el mayor descuento. Tanto las empresas como los consumidores pueden caer en las trampas de los falsificadores de software”.

De acuerdo con una encuesta realizada por Forrester Research en nombre de la Business Software Alliance (BSA), uno de cada cinco consumidores en los Estados Unidos que compró software mediante Internet, en el 2006, presentó algún inconveniente:

• El 53% recibió software que no correspondía con el que ordenó.
• El 36% reportó que el software no funcionó.
• El 14% de inmediato se dio cuenta que el software era pirata.
• El 12% nunca recibió el producto.

Sea más astuto que el “Pirata”
Para comprar software en línea, debe tener en cuenta lo siguiente:

1. Si va a descargar el software en línea y no espera recibir un paquete físico, esto lo debe hacer solamente de la página de Internet de la compañía. Ninguna otra persona natural o jurídica está autorizada por Microsoft para vender el software Microsoft por intermedio de descargas.

2. En algunos eventos distribuidores de software genuino podrán utilizar el Internet como un medio de promoción y comercialización. Sin embargo, dichos distribuidores sólo ofrecerán versiones físicas e individuales de producto como los que se muestran en las imágenes. La caja de producto debe ser de acrílico transparente, debe incluir un COA (certificado de autenticidad), manual de instalación y clave del producto. Además, debe abrirse de forma horizontal.

3. Busque una “marca de confianza” que identifique a una organización reconocida y con una clientela satisfecha cuando compre software en línea.

4. Verifique que las condiciones de pago por Internet sean confiables.

5. Conserve siempre la factura de compra.

“Microsoft siempre recomienda que si va a comprar software en línea, lo haga desde la pagina autorizada de la compañía, donde los precios de venta al público de software genuino Microsoft conservarán el mismo precio que en el resto del mercado online. De lo contrario, diríjase a cualquier distribuidor autorizado” reiteró Jorge Silva de Microsoft.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?