| 8/24/2007 12:00:00 AM

Atlántico y Rionegro lideran desempeño fiscal

Obtuvieron una calificación de 71,2 y 86,98 puntos respectivamente dentro del informe del DNP de los resultados de desempeño fiscal de los departamentos y municipios 2005-2006.

Luego de estudiar las cifras del desempeño fiscal de los departamentos y municipios del país de este año y compararlas con las del año pasado, el Departamento Nacional de Planeación, DNP, calificó al departamento de Atlántico y al municipio de Rionegro, Antioquia, como las dos entidades territoriales que mejor manejaron sus finanzas el año pasado.

Atlántico, con 71,2 puntos y Rionegro con 86,98 puntos, obtuvieron la mejor calificación del DNP, sobre un máximo de 100 puntos posibles. “El ranking mide el buen balance que tengas los recursos suficientes para sostener sus programas, el cumplimiento de las metas de ahorro, de gasto y de recaudo”, sostuvo la directora del DNP, Carolina Rentería.

Los resultados de Atlántico dejan ver que el departamento adelanta un programa de saneamiento fiscal y financiero. Adquirió un crédito por $5.800 millones y reestructuró la deuda financiera por $7.800 millones, operaciones que tienen garantías de la Nación del 100% y 40% respectivamente. Es la primera vez, desde que en 2001 se realiza este seguimiento, que un departamento de la costa atlántica ocupa el primer lugar en el escalafón.

El ente territorial incrementó en 14% los ingresos tributarios de 2005 a 2006 pasando de $171.6 mil millones a $197,1 mil millones en 2006 a 197,1 mil millones en 2006. Además, incrementó la inversión en 60% de 2005 a 2006 al pasar de $242, 8 mil millones a $389,4 mil millones.

De acuerdo con el gobernador de Atlántico, Carlos Rodado, el reconocimiento es muy importante debido a que el departamento no obtiene regalías por concepto de petróleo u otro recurso energético. “Todo esto es un esfuerzo con conseguir los recursos y saberlos administrar adecuadamente. Si vamos a mirar las cifras del departamento en materia de cobertura de acueducto, o en cultivos encontramos indicadores muy positivos y así en todos los frentes”, señaló Rodado.

De otra parte, el municipio de Rionegro (Antioquia) bajó su funcionamiento como proporción de los ingresos corriente de libre destinación de 26,2% a 17,2% de 2005 a 2006. Así mismo logró en cuatro años pagar toda su deuda. Incrementó su esfuerzo fiscal al recoger $32 mil millones en 2005 y pasar a $41,2 mil millones en 2006.

Esta entidad territorial aumentó la inversión como porcentaje del gasto total al pasar del 80% al 88% en 2006. El alcalde Hernán Ospina, señaló que “nuestra plata va en dirección a la inversión y hoy tenemos un municipio con cero deuda pública a las entidades financieras”.

Otros resultados
En otros indicadores, el año pasado los municipios y departamentos aumentaron en $1,5 billones los recaudos tributarios locales, al pasar de $9,4 billones en 2005 a 10,9 billones en 2006. para los departamentos, los recaudos más importantes se concentran en los impuestos a la cerveza, los licores y notariado y registro.

Para Rentería, es de destacar el esfuerzo importante de los departamentos en inversión pública ejecutada, más los ahorros que obtuvieron. “Una vez analizada la información reportada por alcaldes y gobernadores se observó una mejoría en el desempeño fiscal de las entidades territoriales, debido a que los mandatarios locales han ejercido disciplina fiscal en el control a sus gastos corrientes”, indicó la funcionaria.

De acuerdo al escalafón por municipios, después de Rionegro, Nobsa (Boyacá) ocupó el segundo lugar con un puntaje de 86,89. Le sigue Chía (Cundinamarca) con 84,07, Sabaneta (Antioquia) 82,73 y Sopó (Cundinamarca) con 82,65. la primera ciudad que aparece en la lista es Medellín con 77,59 y ocupa la posición 10.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?