| 7/1/2008 12:00:00 AM

Así nos ve McCain

Mejorar los resultados en derechos humanos y apoyo al Plan Colombia, son las primeras opiniones del candidato republicano en Cartagena

John McCain dijo el martes que presionó al presidente Alvaro Uribe para que mejore los antecedentes del gobierno colombiano en el respeto a los derechos humanos, al tiempo que elogió sus esfuerzos para estabilizar el país y disminuir el narcotráfico.

"Durante toda mi vida y mi carrera he sido partidario del respeto a los drerechos humanos", afirmó el virtual candidato presidencial republicano tras reunirse casi dos horas con Uribe en la Casa de Huéspedes, una mansión de la Presidencia ubicada junto al mar. "Hemos conversado sobre este asunto con el presidente Uribe y seguiremos exhortando a que se avance en esa dirección. Creo que se están logrando progresos y que se requieren aún más avances".

Fue la primera reunión de McCain en una gira de tres días por Colombia y México.

El republicano es un firme partidario de un acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Colombia, y durante la visita planea promoverlo, así como otros tratados comerciales en el hemisferio.

Su rival demócrata Barack Obama se opone al acuerdo con Colombia, que ha quedado estancado en la Cámara de Representantes en medio de temores en torno a la continua intimidación y violencia contra líderes sindicales en el país. En lo que va del año 31 sindicalistas han sido asesinados en territorio colombiano, ocho menos que en el 2007, de acuerdo con la Escuela Nacional Sindical, un instituto de investigación en temas laborales con sede en Medellín.

Dirigiéndose a los periodistas, Uribe dijo que él y McCain habían hablado sobre Obama y lo que Uribe describió como comentarios "positivos" del senador por Illinois sobre Colombia. No quedó claro a qué se refería el mandatario colombiano.

Cuando se le presionó para que diera más detalles, McCain dijo que él y Uribe no habían hablado sobre la campaña presidencial, pero sí habían coincidido en la importancia del bipartidismo para manejar asuntos internacionales.

"La única conversación que tuve con relación a la campaña presidencial es que creo que cualquier partidismo termina donde concluyen las fronteras de Estados Unidos. No hablaré sobre la campaña presidencial", señaló McCain.

McCain elogió el Plan Colombia, un programa lanzado por el gobierno estadounidense hace 10 años para disminuir la producción de cocaína en el país sudamericano. Debido a ese plan y a otros esfuerzos, el precio de la cocaína en las calles estadounidenses se ha elevado sustancialmente, señaló McCain.

El senador por Arizona voló hacia el sur tras una gira de campaña por Indiana y Pensilvania, acompañado por su esposa Cindy y dos colegas partidarios de su esfuerzo por llegar a la presidencia, los senadores republicanos Lindsey Graham y Joe Lieberman.

Para el miércoles tiene planeado reunirse con otros funcionarios gubernamentales y líderes empresariales, y recorrer una base naval antes de partir en la noche rumbo a la Ciudad de México.

En la visita a México, McCain espera tratar la inmigración indocumentada, un tema sensible para los hispanos y para numerosos conservadores en Estados Unidos.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?