| 11/6/2008 12:00:00 AM

Aseguradores, a volver al negocio principal

Minhacienda alienta a los empresarios y asegura que el país está en mejor posición que otros en la actual coyuntura.

Un llamado a revisar el manejo de las tarifas, gastos y operación técnica del negocio asegurador, en momentos en que los mercados financieros internacionales registran dificultades, hizo el superintendente financiero, César Prado Villegas.

Durante su intervención en la Convención Internacional de Seguros, el superintendente destacó los resultados positivos que hasta el cierre de septiembre reportaron las compañías aseguradoras (por $454.000 millones), pero reconoció que en buena medida estos fueron impulsados por los buenos rendimientos financieros de las inversiones realizadas por el sector, ya que la operación técnica del sector registró un comportamiento negativo.

El superfinanciero les planteó a los aseguradores que ya es hora de revisar el modelo, debido a que la crisis financiera internacional hace prever que la perspectiva de estos rendimientos financieros es incierta para el próximo año, debido a la contracción que se espera en la economía mundial y a los coletazos en las entidades que resultaron afectadas.

“La industria debe reflexionar sobre volver al centro del negocio”, dijo el Superintendente Financiero al recomendar a los aseguradores un mayor rigor en la revisión de los riesgos técnicos.

Durante la convención, no solo el Superfinanciero llamó la atención sobre la necesidad de volver a un control de gastos en las compañías aseguradoras, luego de que la guerra de tarifas y la gran agresividad comercial propiciaran en los últimos meses una caída importante en las primas de algunas pólizas de seguros.

“Tenemos que ser mas eficientes, tomar políticas que nos lleven a una suficiencia de tarifas, que no la estamos enfrentando”, dijo al respecto Roberto Junguito Bonnet, el presidente de la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda, quien hizo un llamado a los empresarios a revisar sus negocios a fin de reducir la dependencia de los rendimientos financieros en el resultado final de sus negocios.

Durante la clausura del Congreso, el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, envió un parte de tranquilidad al empresariado colombiano al señalar que si bien la crisis mundial podría tener repercusiones en el 2009, en estos momentos el país está mejor preparado porque “no hay recesión, ni crisis financiera ni colapso de riesgo”.

Zuluaga destacó que la política económica adoptada por el gobierno ha tenido un manejo positivo al punto que, en momentos en que se espera un menor crecimiento económico y por ende una reducción en los recaudos tributarios, el Gobierno no ha pensado en variar las metas fiscales o de endeudamiento.

Frente a las perspectivas para el 2009, el ministro explicó que el Gobierno espera que se mantenga la buena salud en el sistema financiero; que el flujo de créditos internacionales no se vea afectado por la turbulencia internacional y la liquidez permita que el aparato productivo continúe con su ciclo normal.

“Tenemos que preservar a toda costa la confianza en la economía colombiana”, dijo Zuluaga.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?