| 9/26/2011 8:50:00 AM

Arsenal aspira a ser un modelo financiero

Aunque el Arsenal está sufriendo el peor inicio de temporada de los últimos 58 años, fuera de la cancha, los ejecutivos del club están seguros de que, en el campo de los negocios, sus tácticas les dan el margen de la victoria.

;
BBC
El director ejecutivo del club, Ivan Gazidis, no duda de la capacidad del equipo del norte de Londres para mejorar su posicionamiento en el mercado comercial internacional, y de al mismo tiempo poder florecer bajo los nuevos reglamentos financieros del fútbol europeo.

Con la entrada en vigor de la nueva regulación económica de la UEFA –que básicamente impone que los clubes no gasten más dinero del que gana-, Gazidis asegura que el manejo prudente de sus cuentas dejó al Arsenal en una buena situación.

Hace un año, el club anunció unos beneficios récord de US$80 millones antes de impuestos, una cifra que probablemente no alcanzará esta temporada.

Sin embargo, a principios de 2011, los resultados financieros provisionales del Arsenal mostraron unos beneficios de cerca de US$15 millones en el mercado futbolístico.

Estas cifras indicarían que el Arsenal no debería tener problemas para cumplir las nuevas normas de la UEFA.

Modelo de austeridad

"Nos mantenemos por nosotros mismos. Podemos planear un futuro en el que el Arsenal esté en la elite del fútbol en los próximos 5, 10, 20 años", apunta Gazidis. El directivo asegura que el club londinense es un modelo para otros cuando se trata de "sostenibilidad financiera" y que su estrategia puede contribuir a ayudar a otros equipos cuando tengan que recortar sus gastos.

En este sentido, Gazidis señala que el deporte no puede ser ajeno a los problemas económicos que atraviesa la sociedad en estos momentos.

Pero la gestión de Gazidis, lamentablemente, coincide con una sequía de títulos en el Arsenal que se alarga desde 2005. Y esta temporada, los inicios de la liga Premier no dan esperanzas. Algunos fans del equipo se quejan de que el entrenador, Arsene Wenger, no haya entrado en el juego de los grandes fichajes.

Jugadores jóvenes
En este sentido, Gazidis niega que el club tenga necesidad de vender jugadores para poder comprar otros y asegura que se encuentran en "una posición económica buena".

En el último mercado de fichajes, el Arsenal vendió a Cesc Fàbregas al Barcelona y compró a André Santos, Per Mertesacker, Mikel Arteta y Yossi Benayoun. "Nuestra estrategia sigue siendo centrarnos en jugadores jóvenes", indica Gazidis, quien agrega que en este punto el entrenador y el equipo directivo estan de acuerdo.

En este sentido, comenta, el propietario del club, Stan Kroenke, quien en abril compró un paquete de acciones lo suficientemente grande como para controlarlo, también apoya esta política de contención de gasto.

"Creo que Arsene, yo y la gente que trabaja en el club nos sentimos muy respaldados por un propietario con una larga experiencia", agrega.

El mercado de las marcas
Por otro lado, Gazidis espera poder pasar del "negocio del fútbol" –que considera relativamente limitado- al negocio de las "marcas del fútbol". De acuerdo con este ejecutivo de origen sudafricano, los clubes como el Arsenal, el Manchester United, el Liverpool, el Real Madrid y el Barcelona tienen el mismo potencial comercial que cualquier otra marca global. "Los equipos de fútbol todavía no se han dado cuenta del potencial que tienen sus marcas", observa.

Como parte de una campaña para promocionar la marca Arsenal, el equipo realizó una gira este verano por Asia y jugó en Malasia y China en su primera pretemporada fuera de Europa en más de una década. Otro de los retos que el club tiene por delante es la negociación para la renovación de sus contratos de patrocinio con Nike y con Emirates en 2014. Actualmente, el importe de esos contratos ya fue superado por los firmados por algunos de sus rivales como el Chelsea, el Liverpool y el Manchester United.

Ambos patrocinadores fueron claves en los últimos años en el incremento de los ingresos del club y resultaron cruciales en la mudanza al nuevo estadio Emirates en 2006, algo que a su vez repercutió en un aumento considerable en la venta de entradas.

"Tenemos que hablar con nuestros socios sobre las condiciones de renovación. Creemos que en ese punto podemos crecer", comenta Gazidis.

Agregó que el clup también está promocionando su nombre comercial a través de sus patrocinios adicionales, que le han llevado recientemente a firmar contratos con Indesit, Betsson y Carlsberg, y a renovar su asociación con Citroen.

Ante la posibilidad de que el equipo no se clasifique para la próxima Liga de Campeones –en caso de que su actuación en la liga inglesa siga siendo pobre-, el directivo asegura que no sería el fin del mundo. "Nuestro modelo es lo suficientemente robusto como para resistir algunos golpes", afirma.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?