| 11/11/2008 12:00:00 AM

Apuestas a combustibles alternativos

Audi y Mazda le apuestan al desarrollo de motores a base de hidrógeno, en tanto que el Grupo Fiat en Brasil implementa los motores Tetrafuel.

Fuentes de energía como el hidrógeno, no solo están en la mira de las principales compañías automotrices del mundo, sino que son la base de los desarrollos que están implementando hoy en día en sus motores. Así se observó en el primer Foro de Combustibles Alternativos y de Medio Ambiente que se llevó a cabo durante dos días en el marco del Salón Internacional del Automóvil en Conferías.

De esta forma, como la apuesta principal de Mazda durante los próximos años no estará en los biocombustibles, sino en el hidrógeno como fuente de energía, aunque, explicó Miguel Gómez, representante de la CCA - Mazda, harán todos los desarrollos que se requieran en el tema de biocombustibles, siempre y cuando estén aterrizadas las normas oficiales sobre el tema con cronograma de tiempo.

“Mazda concibe cada desarrollo de manera particular en cada región del mundo y por eso exige un cronograma de tiempo, pero la empresa tiene claro que no va a evadir ese compromiso y así lo ha demostrado siempre. De hecho los vehículos Mazda son los primeros que logran adaptarse a las diferentes normas”.

Con relación a la tecnología en la que están centradas las investigaciones de Mazda en el mundo, afirmó que no abandonarán los motores de combustión interna durante los próximos 30 años, pues “el ruido de estos motores producen emoción interna y eso forma parte de la comunicación de Mazda y es en ese marco donde demostraremos nuestro compromiso ambiental”.

Para Gómez, está cercana la era post combustibles fósiles, por eso, en ese escenario, están trabajando con la transformación de los motores actuales en tecnologías híbridas para mejorar las condiciones de los combustibles fósiles con combustibles de biomasa.

En adición, la seguridad en los vehículos continúa siendo una prioridad. De acuerdo con estudios del sector, el 90% de las causas de la accidentalidad obedecen a un mal juzgamiento del riesgo y a una reacción incorrecta frente ese mal juzgamiento de riesgo.

Desarrollos pendientes

Para Marco Pastrana, gerente de Audi en Colombia, muchos de los avances que se han logrado en materia tecnológica a nivel mundial en la industria automotriz, no se pueden aprovechar en Colombia por la clase de combustible local, dado que la cantidad de azufre es muy alta.“Gran parte de los adelantos tienen como objetivo lograr una mayor potencia, en tanto que se obtiene un menor consumo de combustible”.

En el caso específico de Audi, gracias al programa de Efficient Dynamics, todos los sistemas que forman parte de un vehículo se adaptan para reducir ese consumo. Es así como, por ejemplo, en la dirección el sistema solo se activa cuando se requiere e igual sucede con otros como los neumáticos, en donde se logra menor resistencia de rodadura pero sin afectar tracción y desgaste.

Gracias a estos y otros adelantos que se están implementando en los vehículos de esta marca, algunos todavía en la etapa de vehículos-concepto, han permitido reducciones de emisiones y combustible de más del 20%.

De otra parte y en el caso particular de Colombia, aseguró que se requieren construir capacidades tecnológicas para trabajar en temas como el de biocombustibles, en tanto que se debe corregir el hecho de que las iniciativas que en ese sentido avanzan a nivel oficial no han tenido en cuenta la opinión de fabricantes e importadores.

Por eso consideró importante tener en cuenta la experiencia de otros países donde se ha trabajado de manera conjunta logrando adquirir un stock de conocimiento que les ha permitido mejorar y generar su propia tecnología. Un ejemplo de ello es Brasil que lleva más de 30 años trabajando con etanol.

Sobre este tema, el ingeniero brasilero, Flavio Flisch, invitado especial al foro y representante de la empresa Fiat Powertrain Tecnologies, compañía que produce motores para el grupo Fiat, General Motors y Ferrari, entre otros, destacó la utilización de motores Tetrafuel en su país, los cuales asimilan el uso de cuatro tipo de combustibles: Alcohol, Gasolina E20. Gasolina E0 y Gas Natural Vehicular.

Se requirieron dos años para desarrollar este tipo de motores, 34.000 horas de trabajo, 10.000 horas de pruebas de confiabilidad y 160.000 kilómetros de pruebas de durabilidad de emisiones.

Con un motor de esta naturaleza, explicó, un auto puede circular por toda América Latina sin preocuparse por los niveles de emisión, lo cual es una de las posibles soluciones al problema del incremento del CO2 y que resumió en dos: la introducción de combustibles alternativos con bajo nivel de carbono, para ser usados como fuente de propulsión y la introducción de motopropulsores híbridos y eléctricos

En la actualidad el principal combustible del sector de transporte son los derivados de gasolina y diesel y por eso consideró que si se quiere incentivar el uso de otros combustibles alternativos deben estar presentes factores como disponibilidad de infraestructura para distribución, un régimen de impuestos pensado con el objetivo de tornar el uso de este tipo de combustible en algo económicamente atractivo y la disponibilidad de los vehículos para recibir este sistema de alimentación

Cabe recordar que entre los combustibles alternativos están los combustibles alternativos líquidos como el bioetanol y el biodiesel y los basados en gas como el gas natural y el gas natural comprimido, los cuales reducen el porcentaje de emisiones. Por ejemplo, con el uso del GNV las emisiones de CO2 son 20% inferiores con relación al uso de gasolina.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?