| 9/30/2005 12:00:00 AM

Apostándole a los negocios en la red

Fernando Basto, consultor de eBusiness, dibuja una hoja de ruta para que las empresas aprovechen al máximo el potencial de Internet.

En este artículo quiero deseo hacer un llamado de atención y a su vez una invitación. Iniciemos con el llamado de atención: "Amigos hoy en día todavía existen Empresas que no se han tomado en serio las oportunidades que ofrece la Internet". Si bien es cierto que la anterior afirmación puede sonar un poco a perogrullada, la verdad es que se puede evidenciar de forma frecuente en los varios contactos que con cientos de Empresarios se sostienen a diario.



¿Cómo podemos cada uno de nosotros evaluar si hacemos parte de dicho segmento empresarial que tiene grandes desafíos en la implementación de las herramientas de Internet?. Para ello les realizo la siguiente invitación: A continuación relaciono una serie de herramientas organizadas mediante un mapa de implementación estratégico de Internet en las organizaciones, el cual a efectos de auto-análisis cada empresario podrá construir su propia lista de chequeo y al finalizar, responderse al interrogante de ¿Si realmente está aprovechando las bondades de la internet?.



La cultura actual. Rompiendo paradigmas.



Antes de presentar nuestro mapa de herramientas es importante que recordemos dos paradigmas que se han roto a raíz de las nuevas tecnologías.



El primero de ellos se refiere a los actuales y futuros clientes para las empresas alrededor del mundo. Algunos empresarios continúan considerando que sus potenciales compradores no se encuentran en la red . pero tal vez no están considerando por ejemplo los siguientes dos casos:



Consideremos a una persona que haya nacido en 1980. Cuando esta persona ingreso a sus estudios de secundaria ya se encontró con tecnología informática y es por eso que hoy día con 25 años, el uso de Internet lo adoptó de forma rápida en su estilo de vida. Lo que hay que considerar es que dicha persona seguramente ya ingresó al mercado laboral y por ende al sistema financiero (posee tarjeta de crédito) siendo así un candidato a comprar productos y servicio en línea.



Nuestro segundo caso de consideración podría ser un joven nacido en 1990. Dentro de 3 años ya tendrá mayoría de edad, podrá acceder al mercado laboral y por ende tendrá capacidad de compra . pero lo mejor de todo es que ese joven no es era PC, es era Internet. Hoy en día busca tareas, amigos, productos y servicios por la red casi mayor frecuencia que en otro medio.



Estos dos casos en sí lo que nos permiten deducir es que el mercado de Internet será cada vez más creciente y es casi que ilógico el negar esta latente realidad.



El segundo paradigma podría ser respecto a los mercados alcanzables. ¿Quién dijo que no hay a quién venderle por Internet? Obviamente si tu mercado es local pues el potencial no estará dado si no en los cuatro millones estimados de usuarios web que podemos tener en Colombia; pero si tienes un producto internacional, porque no venderle a los miles de millones conectados? SI quieres vender en Alemania haz tu sitio web en Alemán, si el mercado es Francia haz la web y estrategias dirigidos a ese mercado, y así sucesivamente.



El Mapa de Herramientas



Tomando como base lo el rompimiento de los anteriores dos paradigmas; pasemos ahora sí a la consideración del como una empresa podría visualizar e implementar un proyecto de eBusiness de forma integrada y de bajo costo en la mayoría de los casos.



Internet tiene muchísimas herramientas que una organización podría adoptar. Desde aquellas que buscan satisfacer a los clientes externos como aquellas que procuran el mejoramiento de procesos internos integrados. Desde aquellas que van de unos cuantos pesos al mes como las que en su implementación implicarían cientos de millones. ¿Entonces cuáles elegir y cómo priorizar una suerte de herramientas iniciales?



La respuesta al anterior interrogante si bien en el sentido estricto de una sana tradicional administración nos la debe dar el plan de empresa y su plan estratégico, en la práctica podemos adelantarnos con una propuesta de mapa de herramientas de Internet, divido en 4 grupos según su aplicación:



Grupo 1. Herramientas Básicas. En este grupo consideramos aquellas herramientas que sencillamente no pueden ser olvidadas por ninguna organización que desee desarrollar negocios por Internet.



Grupo 2. Herramientas de Mercadeo Electrónico (Promoción). Hacen parte de este grupo las herramientas que tienen como funcionalidad la promoción en línea de la empresa y sus productos.



Grupo 3. Herramientas de Inteligencia de Negocio. Estas herramientas son claves para profundizar en los análisis de mercados y las relaciones con nuestros clientes.



Grupo 4. Herramientas de soporte y valor agregado. Aunque no todas las empresas sos susceptibles de implementarlas aquellas que lo hagan podrán brindarles una mejor experiencia a sus clientes tanto interno como externo. Otras también incluidas le apuntan a la disminución de costos.



Ver gráfico: Mapa de herramientas.







Las Herramientas



En nuestro primer grupo de herramientas, las básicas o en sí las del punto de partida, encontramos:



El ePlan: Esta herramientas es básica por la sencilla razón que debe ser el punto de partida de nuestro proyecto de Internet para el negocio. ¿Cómo se conectan nuestros objetivos organizacionales con la Internet? ¿Cómo nos afecta Internet? ¿A dónde queremos llegar con Internet? Deben ser interrogantes que este ePlan responda.



El sitio web: Un sitio en Internet funcional, con un concepto claro de marketing, usable y efectivo será su primer herramienta de negocio.



Los motores de búsqueda: El potencial de los motores de búsqueda muchas veces es olvidado. En una empresa un buen uso de los motores puede ser la diferencia entre encontrar una información precisa y oportuna como se está necesitando o el no hallarla. Y en un segundo uso y no menos importante el de un buen posicionamiento (salir en los primeros lugares) para que los millones de usuarios de la red le puedan encontrar y por ende hacer negocios con su empresa.



Una vez laeEmpresa ya ha desarrollado las primeras herramientas puede iniciar su trayecto hacia una mayor celeridad en el proceso de obtención de clientes. Las promociones a través del correo electrónico (No Spam), la compra de palabras clave en los motores de búsqueda, el figurar en directorios y catálogos temáticos en línea y la publicidad mediante banners, pueden representar para el negocio un crecimiento en el número de clientes nuevos o bien la fidelización de los actuales mediante un posicionamiento de marca permanente.



En el plano de la inteligencia de negocios la implementación de sistemas de CRM on line (eCRM), el buen uso de los servicio de información y la participación en mercados tipo B2B son una siguiente fase que le permitirán a la empresa el lograr una madurez tecnológica suficiente como para asumir desafíos de seguramente los negocios de mayor volumen que les permitirán estas herramientas.



En cuanto al soporte y valor agregado se pueden considerar opciones como la implementación de programas de llamadas por Internet (Voz por IP) a efectos de disminuir costos de telefonía, la posibilidad de ofrecerles a sus clientes la alternativa de poderle pagar productos y servicios en línea, atenderlos en línea (eService) o incluso conectar sus despachos a sistemas de rastreo de los mismos a través de las web de varios de los courries que hoy en día existen en el mercado.





El camino a seguir



Una vez descritas de alguna forma preliminar las anteriores herramientas a efectos de resumir, la sugerencia final recae en que cada organización realice de alguna forma una lista de chequeo de cuáles y cuántas herramientas está implementando de forma oportuna y eficiente.



El camino es largo por seguir pero el éxito en la red en definitiva aún es posible y más fácil de los que podemos pensar. Éxitos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?