| 4/30/2008 12:00:00 AM

Apagón en Venezuela

La mayor falla eléctrica ocurrida en el país en años causó una caída en la energía en buena parte de Venezuela.

Un problema en una línea de transmisión de alta tensión provocó el martes un apagón en gran parte de Venezuela, incluida el área metropolitana de Caracas, sin que se reportaran incidentes de gravedad en la mayor falla eléctrica ocurrida en el país en años.

El apagón se produjo a las 16.15 hora local (2045 GMT) y afectó a la capital, Caracas, y a 12 estados de los 23 estados del país, informaron las autoridades.

"La línea que falló ya está recuperada totalmente," dijo el presidente de la estatal Corporación Eléctrica Nacional, Hipólito Izquierdo, quien informó en la noche que estaba restablecido el servicio en Caracas y en un 85 por ciento de las zonas afectadas.

A las 21.00 hora local el canal estatal VTV reportó que el servicio ya había sido restablecido en toda la nación.

Una fuente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) aseguró que las actividades de la industria no fueron afectadas, pese a que en en varios estados en los que opera, como Zulia y Falcón, fueron impactados por la falla.

"Todo está en perfecta normalidad, se están haciendo los análisis y evaluaciones normales en estos casos," dijo la fuente.

Izquierdo había destacado que Zulia fue uno de los más golpeados por la falla.

El Ministerio de Energía, por su parte, dijo que el incidente se produjo por un incendio forestal en el central estado Guárico, lo que colapsó el sistema de transmisión troncal de la nación, afectando las subestaciones de otros estados.

Sin embargo, el ministro del Interior, Ramón Rodríguez, afirmó que el apagón se debió a una falla en la mayor central hidroeléctrica del país, Guri.

Por su parte, el director de Protección Civil, Luis Curvelo, llamó a la población a mantener la calma, ya que la falla provocó la suspensión del sistema de transporte subterráneo de la capital, y generó caos vial y el desalojo de algunos edificios y comercios.

En horas de la noche el Metro de Caracas funcionaba normalmente, según reporte en los medios.

Ríos de gente
En Caracas se observaron ríos de gente que se agolpaban en las calles, debido a que el apagón se produjo en el inicio del horario de salida de la mayoría de las empresas, lo que agudizó el habitual congestionamiento que se genera en las principales arterias viales de la capital.

Además, hubo largas filas en los cajeros automáticos de los bancos locales, mientras los conductores hacían sonar insistentemente sus bocinas atrapados en grandes embotellamientos.

"Estoy tranquilo, pero he visto gente llorando (...) Aquí pasa algo y se queda todo el mundo varado," dijo Luis Granados, un contador que decidió caminar unos kilómetros de regreso a su casa ante la imposibilidad de moverse en automóvil o metro.

Algunos centros hospitalarios reportaron situaciones de confusión y alarma en los primeros instantes de la falla hasta que se activaron los generadores eléctricos de emergencia.

La sesión ordinaria de la Asamblea Nacional también se vio interrumpida por varios cortes de luz, mientras que en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas, se registraron retrasos en los vuelos.

Por su parte, la telefónica estatal CANTV informó en un comunicado que activó sus sistemas de contingencia para garantizar la normalidad de los servicios de telefonía fija y móvil, así como de transmisión de datos.

Otros transeúntes lo tomaron con calma y esperaban el retorno de la normalidad.

"Se lo están vacilando (tomando a juego) Yo veo que la gente pasa echando broma (bromeando)," dijo el vigilante de edificios Carlos Castillo, mientras degustaba un perro caliente cerca de un local atestado de personas que esperaban a que amainara el caos con una cerveza.

 


Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?