| 5/16/2011 3:20:00 PM

Anuncian decreto para desestimular comercio de celulares robados

La norma ha sido consultada por el Ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, con las empresas de telefonía celular, a fin de que los aparatos robados pierdan cualquier valor comercial y así no le sirva de nada a quien lo ha hurtado.

El Presidente Juan Manuel Santos anunció este lunes la expedición de un decreto para desestimular el comercio de celulares robados, a fin de que no sirvan para nada y pierdan cualquier valor.

“Tengo en mi oficina un proyecto de decreto que negoció el Ministro de Defensa con los operadores de celulares, para quitarle valor a ese celular robado, y así el que se robe un celular pues se lo roba y no le va servir de nada ni se va a beneficiar de nada, porque ese celular no va a tener ningún valor”, anunció el Mandatario durante la ceremonia de entrega de 600 nuevos policías para Bogotá.

Explicó que de esa forma se busca quitarle el incentivo al robo de celulares, que es uno de los factores que más viene disparando los índices de criminalidad en el país “porque buena parte de los hurtos que se denuncian y parte de los delitos, inclusive homicidios, han sido por celulares”.

Además del decreto, el Gobierno combatirá el robo de celulares aplicando la Ley de Seguridad Ciudadana, que penaliza severamente el delito, por lo que reiteró su llamado al Congreso de la República para que agilice la aprobación, en último debate, de dicha norma.

“¿Por qué no se había penalizado antes? Porque no existía el problema, no había celulares. A veces el Estado se demora en reaccionar, pero en este momento estamos reaccionando en forma clara contra ese crimen cívico del robo de celulares”, puntualizó el Mandatario. 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?