| 12/16/2005 12:00:00 AM

Año de fusiones

Ha sido 2005 un año de ajedrez entre los grandes jugadores tecnológicos que, apoyados en pequeñas empresas, han reorganizado sus estructuras para fortalecer su oferta con jugadas sorpresivas por su rapidez o por su magnitud.

En el mundo de las tecnologías de la información TI este año que vive el ocaso será el de las grandes movidas, el de las partidas estratégicas. Sí, ha sido un año de ajedrez entre los grandes jugadores que, apoyados en pequeñas empresas, han reorganizado sus estructuras para fortalecer su oferta. Con jugadas sorpresivas por su rapidez o por su magnitud, los colosos como Oracle, SAP o IBM han transformado el panorama de fuerzas en el tablero. En tanto, otras empresas más pequeñas como Adobe, TrendMicro ó Tata han hecho lo propio con menos millones pero también con una clara visión de oportunidad para mejorar su posición en los mercados donde sus soluciones primarias son líderes.

Oracle avasalló en 2005, continuación de su impulso de 2004, con su poderosa chequera y se quedó con excelentes refuerzos como Retek y Siebel, que la han posicionado como líder en soluciones para empresas de retail y en aplicaciones CRM (Customer Relationship Management). Además, luego de girar más de US$10.000 millones para quedarse con PeopleSoft y hacerle sombra en la cumbre al gigante SAP, no escatimó para que con US$5.800 millones su natural competidor de punta en CRM acabará en su portafolio y de seguro como el departamento de desarrollo principal para el mercado de esa área. Además, poco antes había desembolsado buena paga por Thor Technologies y Octet­String, con el fin de impulsar su oferta de gestión de identidades, y fortalecer en innovación y asistencia las soluciones que ofrece a sus clientes. En total, y sumando algunas adquisiciones menores, la "tech machine" de California invirtió más de US$19.000 millones para potenciarse como líder hoy y en las tendencias que sus investigadores han identificado como las ganadoras en el corto plazo.

Sin embargo, la empresa que quizá mejor ilustra la dinámica que el mundo TI vivió en 2005 es International Business Machines, actualmente la mayor empresa tecnológica del mundo. Aunque IBM no suele hacer mucho ruido en los medios de comunicación locales con sus movimientos, para el orden y el cauce de la industria mundial cada movimiento que hace es signo de que se abre un nuevo camino. Así se ha percibido en la industria de los videojuegos, donde el gigante azul ha marcado huella a través de sus procesadores PowerPC, reconocidos por su trabajo en grandes computadoras y mainframes, y que ahora son el cerebro y corazón de las consolas de juego de última generación de PlayStation, Nintendo y Xbox, para lo cual no ha descartado alianzas con Toshiba.

En cuanto a adquisiciones y fusiones estratégicas, IBM reforzó con ellas la convicción en su rumbo hacia el mercado del software empresarial cuando con dos movimientos casi simultáneos, dejó en manos de la china Lenovo Group su afamada división "Personal Computing" por un total de US$1.750 millones y la cesión de la marca Think a la firma asiática durante un mínimo de 5 años, en tanto que acordaba la compra de Ascential Software por US$1.100 millones en efectivo, firma de software de integración de datos para mejorar las operaciones de servicio al cliente y acelerar las transacciones comerciales, área en la que los desarrollos propios de IBM venían creciendo muy bien desde 2004, mostrando índices de hasta tres dígitos. De esta forma, como lo afirmó el vicepresidente de IBM, Steve Mills, dieron un gran paso hacia ofrecer la posibilidad de integración a gran escala de la información de sus clientes, y así, agregar valor a las soluciones adyacentes que ya venían instalando.

Posteriormente, IBM anunció la compra de iPhrase Technologies, compañía proveedora de tecnologías de búsqueda y de gestión de contenidos, cuyo significado se entiende en que potenció el valor de la plataforma UIMA (Unstructured Information Management Architecture) mediante las tecnologías de búsqueda y gestión documental de iPhrase, que convinandose con el conocimiento que ha venido construyendo IBM en las áreas de consultoría, servidores, gestión de la información, le permite gestionar nuevas áreas especialmente de CRM (Gestión de relación con clientes), sobre todo a lo relacionado con ventas, estrategia y servicio. Algunos meses después anunció la compra de Bowstreet, otra empresa que se dedicaba a desarrollar software de almacenamiento de información solo que financiera, además de facilitar el acceso a esta tanto a la empresa anfitriona como a sus socios de negocios.

Finalmente, y luego de otras pequeñas adquisiciones, IBM anunció hace menos de un mes que adquirió Micromuse, una firma que comercializa software para entidades financieras, gobiernos, y demás organizaciones, mediante un operación de US$865 millones, con lo que, según Steve Mills, el gigante azul entra también en terrenos del desarrollo de aplicaciones que permiten mejorar el uso de internet para telefonía, el desarrollo de herramientas multimediales para empresas y hacer una realidad para las compañías el potencial de la telefonía móvil como canal inmediato de doble vía para la comunicación de datos entre ellas y sus empleados.

En esta competencia ajedrecística, EMC Corporation, líder mundial en administración y almacenamiento de información y su rival Seagate Technology, se movieron también este año para consolidarse en su mercado. EMC entre otras pequeñas compras en el año, luego de desembolsar más de US$2.000 millones en adquisiciones el año pasado -entre las que se destacó Legato por US$1.300 millones-, compró a Rainfinity, un proveedor líder de soluciones de virtualización para entornos heterogéneos de almacenamiento en red (network attached storage, NAS) y sistemas de archivos, una movida de menos de US$100 millones, pero clave en la inclusión de los productos de EMC dentro del ambiente web que es de gran valor para maximizar la utilidad de las aplicaciones y mejorar así los rendimientos de la inversión en TI para los clientes; además compró al fabricante de software de captura, gestión, distribución y archivo de información generada por sistemas informáticos Acartus. En tanto Seagate, con la mira puesta en recuperar terreno con Dell y HP en sus equipos de escritorio, anunció la compra de Maxtor Corporation por US$1.900 millones, sin embargo, solo hasta la segunda mitad de 2006 se producirá la fusión de ambas compañías; además, robustece su línea de almacenamiento para grandes equipos.

Los grandes en peso y pesos

Además de estas movidas claramente estratégicas dentro de la búsqueda de jaquear a la competencia en el mercado, se destacan u par que además de su peso tecnológico y operativo, también movieron muchos dólares.

La gigante de las soluciones para telecomunicaciones y líder en infraestructura para telefonía IP, Cisco Systems, anunció hace unos meses un acuerdo para adquirir Scientific-Atlanta, proveedor de cajas receptoras, redes de distribución de vídeo de extremo a extremo e integración de sistemas de vídeo, en una operación que lidera el ranking de 'bolsillo profundo' marcando un valor de compra de US$6.900 millones. De esta forma, Cisco da un paso gigante para consolidar su estrategia de marcar la senda de la trasmisión multimedia a través de IP como solución de comunicaciones en la empresa.

El otro gran negocio tecnológico del año por sus pesos fue el de la firma de subastas por Internet, Ebay, que para comprar a la compañía de software de comunicación IP, Skype, giró US$2.600 millones en acciones y efectivo. Meg Whitman, presidenta y consejera delegada de eBay, explicó la importancia del acuerdo haciendo énfasis en que las comunicaciones son el corazón del comercio, y que la combinación de Ebay, Pay Pal y Skype permitirá la creación de una fuerte comunidad de negocios en la Red, soportada por un eficiente sistema de comunicaciones IP.

Como vemos, dos de las más destacadas operaciones de adquisición tienen un canal común: IP. Lo que nos lleva a recordar la importancia cada vez más notoria -se evidencia incluso en la necesidad de incluir ambiente web a soluciones de almacenamiento- de internet como eje de los negocios, pero para ir más allá, se hicieron negocios que mostraron el gran negocio que fue internet en 2005.

Y precisamente, Google es el mejor ejemplo de los buenos tiempo. Su acción fue la que mejor creció y mayor cotización logró a lo largo del año en el mercado bursátil. Un ejemplo de confianza de los inversionistas en el mundo .com y en la iniciativa virtual; iniciativa que movió a los socios dueños del popular buscador a crecer su oferta de servicios, para lo cual no escatimaron comprando pequeñas desarrolladoras de software como Meetroduction, Urchin Software Corporation y Android, entre otras. De igual forma lo hizo su contendor Yahoo, que se quedó con Konfabulator, Del.icio.us, Upcoming, WhereOnEarth, entre otras compañías en su carrito de compras. Cada una las compras apuntó a crear una oferta de servicios on line suficientemente atractiva como para que cada vez más usuarios necesiten menos de sus pies para ir por lo que quieren del mundo. Entonces se ofrece la ubicación exacta de sitios que van desde restaurantes a hospitales con asistencia domiciliaría a través de mapas, que además tienes funciones de comunicación vía mail o voz sobre IP, todo sobre interfaces gráficas de alta calidad y muy fáciles de manejar por el usuario.

Bueno, pero redondear con las adquisiciones que muestran el buen momento y el magnífico negocio en que parece se ha convertido internet de nuevo, pues la cita mayor va a la compra del 5% de AOL por parte de Google, quien acordó pagar US$1.000 millones por esta participación en la filial de Internet de Time Warner. De esta forma el buscador le ganó otro pulso a Microsoft y gana en herramientas para jugar en el terreno de servicios de entretenimiento y noticias que ha manejado relativamente solo Yahoo. Además, Google ayudó con esta operación a finalizar un año de debate en Time Warner sobre si debía vender todo AOL o bien encontrar un socio que potenciara su tecnología que, según los analistas, se había quedado atrás en comparación con sus rivales.

Se podrían seguir más y más ejemplos de la larga temporada de movidas en la industria TI, pero para cerrar cabe destacar que como ha sido habitual en su vida corporativa HP tuvo otro año de compras que siguen engordando su ya impresionante portafolio, y digna de mencionar por el monto es la adquisición de Peregrine System por US$425 millones en efectivo, una incorporación a su listado de desarrolladores de programas de administración de sistemas para computadores.

Por su parte, Macromedia quedó finalmente en manos de Adobe, no se reveló por este año, al parecer, la cifra de tan mencionada compra, y tampoco se dijo cual era el plan de la nueva propietaria con su más reciente joya. Según lo dicho por voceros de Adobe Systems, la combinación de ambas empresas significa la creación de la compañía de software más grande, innovadora y diversificada del mundo. Parece una frase de cajón, pero quizá pueda ser verdad dado el gran conocimiento del mundo gráfico de internet que desarrollo Macromedia con sus poderosas herramientas de diseño y programación, sumadas a la administración y gestión documental y de imagen que Adobe ha ofrecido durante casi más de 20 años. La iniciativa de Adobe con la compra sería la de avanzar en una plataforma de software poderosa, basada en las tecnologías PDF y Flash, que cubriría desde dispositivos móviles a servidores de alto nivel, con lo cuál también se haría realidad la promesa de Macromedia.

De seguro 2005 no es el año donde las compras han terminado, pero por ahora es el año de mayores movidas clave y se podrá recordar como el de un temporal que ha cambiado la fisonomía de la industria, dejando ver los sectores más importantes para nuevos desarrollos en el próximo año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?