| 6/6/2012 6:00:00 AM

Anif, preocupada por inseguridad jurídica en América Latina

Para la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, la expropiación de Repsol por el Gobierno argentino y de la Red Eléctrica Española por el boliviano, manda “una pésima señal de inseguridad jurídica en momentos en que la relativa tranquilidad macroeconómica debería estar profundizando la inversión.

El gremio que aglutina a las instituciones financieras del país lanzó una alerta por la ola de expropiaciones que podría desembocar por la nacionalización de la española Repsol - YPF de Argentina y de la Red Eléctrica de España de Bolivia.

Según el director del gremio, Sergio Clavijo, a pesar de que España habló inicialmente de retaliar con “sanciones comerciales”, el hecho de que Argentina todavía sea miembro del G-20 lo mantiene protegido de acciones directas unilaterales.

“Pero sería inaudito que el G-20, la Unión Europea o los organismos multilaterales (FMI-Banco Mundial) no encontraran mecanismos de sanción para evitar que se repitan hacia el futuro estos procedimientos expropiatorios de corte chavista”, dice el gremio.

Agrega que está en juego un capital de 8.000 millones de euros, incluyendo la obligación del gobierno argentino de realizar oferta pública y quedarse con la mayoría accionaria.

“El Gobierno austral buscará sustituir al Grupo Petersen (accionista local de la compañía) con la participación directa de la China (CNOOC) y/o Brasil (Petrobras), buscando “protección” diplomática y conocimiento tecnológico, pero dichos gobiernos deben, a su vez, enfrentarse a España y, eventualmente, al bloque de la Unión Europea”, aseveró.

Para decidir sobre la expropiación de YPF, la presidenta argentina, Cristina Fernández, argumentó que su país era una excepción mundial al no tener la mayoría accionaria de la firma petrolera-gasífera más importante de su país, además de que dicha firma se había dedicado era a extraer los yacimientos existentes, sin realizar las inversiones requeridas para asegurar la sostenibilidad energética de la Nación.

Frente al primer argumento, recordó Anif, fue su fallecido marido Néstor Kirchner quien promovió la privatización de dicha firma en 1998, precisamente con la idea de atraer capital extranjero y local (Grupo Petersen) para salir del estancamiento que mostraba entonces YPF.

“Esta pugnacidad toma mal parados tanto a Argentina como a España. Después de haber crecido a tasas vigorosas del 9% en 2010 y 2011, Argentina se perfila hacia un 4% en los años 2012-2013, por efecto de merma en sus cosechas (sequía) y términos de intercambio menos favorables. España atraviesa por uno de sus peores momentos económicos (contracción del PIB-real a tasas cercanas al 2% y desempleo bordeando el 25%), luego este freno de repatriación de utilidades de Argentina y Bolivia agravará las cosas”, concluye.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?