| 3/5/2009 12:00:00 AM

Amway diseña su plan para el futuro

Amway cerró el 2008 con $50.000 millones en ventas en el país. Espera vender US$500 millones en los próximos cinco años en Latinoamérica.

La compañía Amway tiene como meta vender en los próximos cinco años US$500 millones por medio del desarrollo de nuevas estrategias en el mercado ltinoamericano. No es una cifra enorme para el mercado de venta directa en la región, que está cerca de los US$14.000 millones. En Colombia, Amway vendió $50.000 millones en 2008.

 

Desde sus inicios la empresa comercializa sus productos por medio del sistema de mercadeo multinivel o mercadeo de redes. En el sistema la empresa distribuye sus productos por medio de 'empresarios Amway', quienes se encargan de venderla al consumidor final. Así lo explica Miguel Arismendi, presidente de Amway en Colombia, y actual presidente de la Asociación Colombiana de Venta Directa, Acovedi.

 

Amway Colombia vendió $50.000 millones en 2008, la compañía  tiene como meta vender en los próximos cinco años US$500 millones por medio del desarrollo de nuevas estrategias en el mercado ltinoamericano.

 

Desde octubre de 2007, Amway basó sus estrategias comerciales en el lanzamiento de un nuevo programa llamado 'Piensa en Grande', que está basada en tres pilares.

 

El primer pilar se divide en dos. Una de productos, que adapta el portafolio al gusto del consumidor latinoamericano.

 

La segunda parte es la de precios. La idea es la de bajar los precios de los productos para abarcar más consumidores. “Mediante un sacrificio de margen se piensa compensar con unos grandes volúmenes, con esta escala de ventas se compensará la reducción del margen que están dando”, afirma Arismendi.

 

El segundo pilar, es la 'sensibilización'. Amway tenía el paradigma de no hacer publicidad, pero su idea ahora es darse a conocer. La compañía empezó a publicitar sus productos de salud y nutrición, fundamentalmente en la venta de suplementos y complementos alimenticios considerada la fuente más importante de la compañía, ya que les significa el 40% de sus ventas.

 

Estas campañas publicitarias se han basado en buscar figuras mundiales como la del futbolista brasilero Ronaldiño y la publicidad televisiva del cuidado y de la humectación de la piel. Así mismo buscan construir unos centros de experiencia Amway donde la gente puede ir a experimentar el producto.

 

El último pilar consiste de capacitación y desarrollo, por medio de un programa de conocimiento de productos y unas dinámicas que se encargue de motivar a los empresarios.

 

“A partir del programa 'Piensa en grande', se ha obtenido un crecimiento que comparado con el 2007, se llega al 80%”, asegura el presidente de la compañía.

 

Actualmente el número de 'empresarios Amway' en Colombia alcanza los 80.000. La empresa los organiza en códigos. Amway cuenta con 40.000 códigos y cada uno está compuesto por dos personas que son en su mayoría familiares y conocidos. El 98% del total de los códigos los conforman dos personas.

 

“En este sentido es sano que haya dos personas en cada código, una que le gusta comercializar, que le gusta llegar al comercializador final, y a otra que tiene un aspecto más administrativo. En esto se diferencia el mercadeo multinivel con respecto a la venta directa plana”, complementa Miguel Arismendi.

 

Arismendi considera, que el modelo económico de los multiniveles es incipiente. Amway es líder de mercadeo en multinivel en otras latitudes: en Europa, Estados Unidos, China y Tailandia. En Colombia y en Latinoamérica son muy pequeños. Las ventas de la región representan solamente el 1,5% de las ventas a nivel mundial, mientras que países como Tailandia venden cuatro o cinco veces lo que se vende en Latinoamérica.  Esto se debe, dice Arismendi, a que la corporación se enfocó específicamente en estos mercados. Actualmente buscan mejorar los porcentajes en América Latina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?