| 12/15/2011 8:00:00 AM

Alertan por pérdida de empleos en sector azucarero

Estudio señala que el Valle del Cauca tiene un reto para reubicar a los corteros que quedarán sin trabajo por cuenta de la mecanización. Ingenios preparan programas de reconversión social y laboral.

Cerca de 6.000 corteros de caña quedarán sin trabajo en los próximos años por cuenta de la mecanización del sector. En consecuencia, los Ingenios azucareros tienen un reto para impedir que este proceso se convierta en un drama social.

Esa es una de las conclusiones de un estudio realizado por el economista Carlos Ronderos y publicado por la Universidad Sergio Arboleda, acerca de la “Responsabilidad Social Empresarial en la Industria de la Caña de Azúcar en el Valle del Cauca”.

“Esa podría ser una verdadera bomba social”, insistió Ronderos. En el estudio se analizan los dos programas que viene implementando los Ingenios con otras entidades como la Universidad Javeriana, Cenicaña y el Incoder.

Según las cifras del estudio, 10% del área cosechada en caña en Colombia, está mecanizada, mientras que en Brasil ese porcentaje llega al 49%, en Argentina al 65% y en los países industrializados al 100%. Por eso, la mecanización es un proceso irreversible en esta industria.

De ahí que los Ingenios estén preparando programas para ayudar a los empleados que sean desplazados por la mecanización para garantizarles fuentes de ingreso en los próximos años. Los programas que se encuentran en su fase piloto son “Retorno al Pacífico” y “Cafeteros”.

“Retorno al Pacífico” está dirigido a corteros oriundos de esta zona del país para que vuelvan a sus tierras y puedan desarrollar proyectos agrícolas. Por su parte el plan “Cafeteros”, ayudará a otros trabajadores a convertirse en caficultores, gracias a un plan junto con el Incoder, Finagro y la Federación de Cafeteros. Ambos programas tienen un costos de $16.000 millones y deberán beneficiar a 5.736 familias.

Ronderos insistió en que el éxito de estos planes es fundamental para garantizar la paz social en el Valle en los próximos años.

Otros temas
El estudio hace un balance positivo sobre el impactos ambientales y fiscales de la industria. Según Ronderos, es evidente que “en el presente siglo, el sector ha venido cumpliendo con las normativas ambientales, laborales y fiscales”. Además, según él, la caña de azúcar no goza hoy de ningún beneficio que sea discriminatorio frente a otros sectores.

Los ingenios azucareros del Valle del Cauca fueron señalados en el pasado reciente por saltarse la normativa laboral, específicamente en lo relacionado a la manera de contratación de los corteros de caña.
Ronderos señala que el estudio concluye que hoy se está cumpliendo con las obligaciones laborales completamente y los promedios salariales de los corteros están, cercanos al millón de pesos en promedio, muy por encima de los trabajadores de otros sectores.

En materia ambiental, el estudio recaudó información acerca de los aportes contaminantes de la industria tanto al aire como a las fuentes hídricas. La conclusión es que, en ambos casos, la industria está respetando la normativa vigente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?