| 12/22/2011 7:00:00 PM

Alertan a algunos usuarios de la marca Chevrolet

La Superindustria recomendó a todos los propietarios de los vehículos Chevrolet Captiva Sport 3.0L modelos 2011 y 2012 abstenerse de usarlos por fallas en su operación. El ente de control advirtió que la situación puede poner en riesgo la vida y la salud de los consumidores.

La Superintendencia de Industria y Comercio fue notificada por parte de GM Colmotores del inicio de una campaña de seguridad que involucra un universo de 2.917 vehículos Chevrolet Captiva Sport 3.0L modelos 2011 y 2012.

Los carros están distribuidos así: entregadas a los clientes, 2.644; en planta y en puerto, 231 y facturadas sin entregar, 42.

La campaña tiene origen en “la necesidad de sustituir el enfriador del líquido de la dirección hidráulica debido a que, en circunstancias muy particulares, cuando el vehículo es conducido con la transmisión en modo manual y en primera marcha con unas revoluciones del motor superiores a las 4.000 RPM por más de cinco minutos ininterrumpidos, se presenta un sobrecalentamiento del fluido de la dirección hidráulica”.

Así mismo, se reporta que dicho sobrecalentamiento “podría ocasionar una fuga del líquido de su depósito, endureciendo la dirección y en el evento que llegare a entrar en contacto con el convertidor catalítico, podría ocasionar fuego en el compartimiento del motor”.

A la fecha, se han presentado tres incidentes específicos ocurridos en Colombia en vehículos con un uso de 207 km, 1.079 km y 7.212 km respectivamente, incidentes que han involucrado en todos los casos presencia de humo y fuego, aparte del endurecimiento de la dirección hidráulica.

Recambio de piezas

GM Colmotores informó que las piezas para el recambio estarán disponibles paulatinamente entre el 23 de diciembre de 2011 y el tres de febrero de 2012, con lo cual para esta última fecha se tendrá disponible el número de piezas nuevas necesarias para atender el 100% de los recambios.

De acuerdo con la compañía, con la primera recepción y nacionalización de las piezas se empezará a atender los clientes en orden de llegada.

Igualmente, la compañía emitirá anuncios de radio en diversos horarios y las medidas de seguridad correspondientes mediante comunicaciones que serán enviadas a cada uno de los propietarios de los vehículos.

Específicamente el texto de la comunicación señalará que “es imperativo que se abstenga de conducirlo en modo manual (M) y en primera marcha por más de cinco minutos ininterrumpidos con el motor en altas revoluciones”.

A su vez, la compañía dijo que se contactará directamente por vía telefónica a cada uno de los clientes.

Las ventas y entregas de estos modelos han sido suspendidas y sólo se reanudarán cuando las unidades en cuestión hayan sido debidamente corregidas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?