| 4/29/2009 12:00:00 AM

Al menos seis de los mayores bancos de E.U. necesitan capital nuevo

Resultados no oficiales de las pruebas a los balances de los bancos más grandes de Estados Unidos. Hay datos nuevos que contrarestan los negativos de bancos y gripe porcina.

Un informe no oficial de personas cercanas al gobierno de Estados Unidos señala que cuando menos seis de los 19 bancos más grandes de ese país necesitan capitalizaciones para salir de su situación de debilidad financiera.

El resultado, que será divulgado la semana próxima, se produjo por un ejercicio de prueba de tensión (stress testing) al que se sometieron los balances de las mayores entidades bancarias de ese país, para establecer si tienen la suficiente capacidad para enfrentar nuevas pérdidas.

Sin que se tenga un plan definido en este momento, se piensa que el capital nuevo se le inyecte a las entidades por dos vías. De un lado, como dinero que vendría directamente del presupuesto del gobierno y de otro, con la conversión de las acciones preferenciales en acciones ordinarias.

La segunda medida tendría el inconveniente de parecer demasiado tibia, pero sería más expedita, por cuanto no requeriría de una nueva intervención de los contribuyentes en el rescate del sector.

El diario Wall Street Journal reportó que, según los reguladores, Citigroup y Bank of America necesitan levantar más capital luego de someterlos a las pruebas de tensión que encomendó el Gobierno. Bank of America necesitaría miles de millones de dólares, indicó.

Y la gripe porcina
La mala salud de los bancos se une al temor a una pandemia de gripe porcina para espantar las esperanzas de los economistas en una estabilización del sistema financiero.

 

"El tema de la gripe y lo de Citi y Bank of America han aterrorizado a todo el mercado", dijo James Hughes, analista de CMC Markets en Londres.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó la alerta de pandemia a nivel 4, de una escala de 6, lo que sugiere que existen mayores riesgos a un contagio global de la epidemia de gripe porcina.

 

Alrededor de 150 personas han muerto en México producto de una mutación del virus de la gripe porcina conocido como H1N1, del que han aparecido casos en Estados Unidos, Canadá, España, Gran Bretaña, Israel y Nueva Zelandia.

 

"Si se contiene pronto, será un accidente de corto plazo", dijo Jonathan Basile, economista de Credit Suisse.

 

Otros veían el brote con el potencial de dañar aún más a una ya débil economía mundial.

 

"El momento no podía ser peor. Podría también servir como una barrera al comercio global", comentó Mark Zandi, economista jefe de Moody's Economy.com.

 

En el corto plazo, las aerolíneas, cadenas hoteleras y compañías petroleras son vulnerables a la crisis por la influenza porcina, mientras que las farmacéuticas se podrían beneficiar, comentaron analistas.

 

El Banco Mundial estimó en el 2008 que una pandemia de gripe podría costar 3 billones de dólares a la economía mundial y generar una baja de un 5 por ciento en el Producto Interno Bruto global.

Datos optimistas
El reporte sobre las necesidades de capital de los bancos de Estados Unidos junto a las noticias de la influenza porcina empujaron a la baja a las bolsas europeas.

 

Pero Wall Street se recuperaba de sus pérdidas iniciales luego de conocer una mejoría mayor a la esperada en la confianza del consumidor estadounidense en abril.
Otro reporte sugirió que la brusca caída en los precios de las casas en Estados Unidos, epicentro de la crisis global, podría estar desacelerándose.

 

"Estos son los datos positivos de los que todos han estado hablando, pero todavía hay falta de claridad sobre el momento y los parámetros de la recuperación", comentó Jim Awad, director gerente de Zephyr Management.

 

El yen subió a un máximo de varias semanas frente al euro y el dólar se debilitó. El petróleo bajaba un 2 por ciento, a poco más de 49 dólares por barril.

 

Al otro lado del océano Atlántico, se conocieron datos que mostraron una mejoría en la confianza de los consumidores y las empresas, pero los bancos europeos fueron golpeados por más signos de incertidumbre.

 

Las ventas minoristas en Gran Bretaña saltaron inesperadamente en abril, la primera cifra positiva desde marzo del 2008. La confianza del consumidor francés subió marginalmente por segundo mes consecutivo en abril y la confianza empresarial en Italia se recuperó más de lo previsto tras 10 meses de bajas.

 

La inflación en Alemania subió levemente a un 0,7% en abril tras tocar un mínimo de 10 años en marzo.

 

La recesión global tendió una sombra sobre los bancos europeos. Las ganancias netas de BBVA, el segundo mayor banco español, se hundieron un 14% en el primer trimestre por un aumento de los préstamos incobrables.

 

El banco alemán Deutsche Bank anunció una pérdida en su brazo de administración de riquezas, una baja en sus utilidades de banca minorista y amortizaciones por 1.500 millones de euros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?