| 10/20/2008 12:00:00 AM

Afloja la crisis financiera

Mientras los bancos europeos hacían fila para conseguir fondos de rescate, el crédto interbancario empezaba a fluir en el mundo. Mejoran las bolsas.

LONDRES/HONG KONG - Bancos europeos hacían fila el lunes para conseguir paquetes estatales de rescate, diseñados para aliviar la crisis financiera, y ya había señales de que las instituciones nuevamente estaban comenzando a prestarse dinero mutuamente.

Las bolsas europeas ascendían más de un 2 por ciento por el optimismo de que se alivie la crisis financiera, mientras que los futuros accionarios de Estados Unidos auguraban una apertura alcista.

Las tasas que los bancos se cobran unos a otros para préstamos en dólares y en euros bajaban, lo que sugería que la confianza estaba volviendo al mercado.

Los bancos estaban reacios a prestar, porque no sabían qué grupos estaban amenazados por deudas hipotecarias vencidas, lo que había congelado las líneas de créditos entre ellos y a las empresas.

El presidente ejecutivo de Merrill Lynch & Co dijo que confiaba en que los pasos dados en Estados Unidos, donde comenzó la crisis de las hipotecas de alto riesgo, darían frutos, aunque la economía tardaría años en recuperarse.

"Probablemente lleve varios años reparar el daño causado", aseguró John Thain en Dubai.

"Esto no mejorará en tres a seis meses", añadió.

Los gobiernos han comprometido unos 3,3 billones de dólares, casi el valor del producto económico de Alemania, para garantizar depósitos bancarios y préstamos interbancarios y, en algunos casos, han tomado participaciones en bancos con muchos activos tóxicos.

RESCATES

El gabinete alemán aprobó condiciones estrictas para que los bancos hagan uso de su paquete de rescate de 500.000 millones de euros (674.000 millones de dólares), como límites a los salarios, bonos e indemnizaciones de los gerentes.

"Los criterios para la (remuneración) apropiada están basados en la responsabilidad y el desempeño personal, las condiciones de negocios y el éxito y panorama de la compañía frente a otras de su área", indican las normas del gabinete.

BayernLB, banco público de Bavaria, también se aprestaba a pedir fondos, dijo el ministro de finanzas del estado. Commerzbank además consideraría fuertemente usar los fondos.

Los títulos de Societe Generale lideraban la fuerte caída de los tres mayores bancos franceses, debido a que crecían los temores a que fueran los próximos en pedir ayuda estatal.

El domingo, el Gobierno holandés acordó una inyección de 10.000 millones de euros en efectivo al grupo financiero ING, lo que elevó sus acciones el lunes en casi un 23 por ciento.

ING agregó que había acordado vender su división de seguros Taiwan Life a Fubon Financial por 600 millones de dólares, lo que incrementó su capital en una transacción que los analistas creen que beneficiará a los accionistas.

"Estamos en una gran tormenta financiera y la tormenta se ha ido creando en las últimas semanas. Queríamos asegurarnos de que teníamos un amortiguador, un amortiguador lo suficientemente grande para atravesar la tormenta", dijo el presidente financiero de ING, John Hele.

En Suecia, el Gobierno diseñó un plan de más de 1,5 billones de coronas (271.500 millones de dólares) que incluirá garantías de créditos y un fondo de rescate.

"El Gobierno está proponiendo medidas poderosas para apaciguar los efectos de la turbulencia financiera sobre los hogares y compañías suecas", dijo Mats Odell, ministro de Mercados Financieros de Suecia.

La tasa de préstamos interbancarios en dólares bajaba por reportes de que los bancos estadounidenses habían comenzado a prestar efectivo, un signo de que los bancos centrales están ganando tracción en su cruzada por liberar a los mercados monetarios.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?