| 5/1/2008 12:00:00 AM

Aerolíneas crecen a pesar de combustibles

Las grandes líneas aéreas latinoamericanas viven un buen momento, pese a los precios del combustible, impulsadas por un crecimiento en los pasajeros.

 

Desde Chile hasta México, los viajes en avión están aumentando, ya que los beneficios de la economía están permitiendo a millones volar por primera vez. Gracias a la mayor demanda, fuertes reducciones de costos y a menudo altas tarifas, las mayores aerolíneas de la región están produciendo utilidades o están cerca de ser rentables, mientras el resto de la industria reporta pérdidas.

En Brasil, donde dos fatales accidentes de avión y una crisis de controladores de tráfico en un año y medio no tuvieron un gran impacto en el mercado, las operadoras extranjeras y nuevos jugadores buscan una rebanada del pastel.

Recientemente, la alemana Lufthansa, LAN Perú y TAP Portugal firmaron acuerdos de código compartido con TAM Linhas Aereas, la mayor aerolínea de Brasil.

KLM Royal Dutch Airlines y Air France se aliaron con el rival de TAM, Gol Linhas Aereas.

Y el mes pasado, el fundador de JetBlue Airways, David Neeleman, reveló un plan para formar una nueva aerolínea de bajo costo en Brasil que comenzará sus operaciones en el 2009.

"Brasil es el mercado de aviación más importante de Latinoamérica y si no tuviera atractivos fundamentales de largo plazo, no veo por qué estas aerolíneas internacionales querrían entrar," dijo Stephen Trent, analista de Citigroup.

Pero Brasil no es inmune a los problemas que aquejan a la industria en Estados Unidos, donde las aerolíneas buscan fusionarse como una forma de bajar costos y subir los ingresos.

En noviembre, la operadora brasileña BRA colapsó luego de que no obtuvo ingresos suficientes para cubrir sus crecientes costos. Este mes, OceanAir suspendió vuelos a México, y Varig -la endeudada aerolínea de bandera adquirida por Gol en 2007- canceló rutas a Europa y México por los elevados precios del combustible.

TAM y Gol, que tienen más del 90 por ciento del mercado aeronáutico comercial de Brasil, también han sufrido caídas en sus ganancias en los últimos trimestres. Pero ambas se mantienen rentables: TAM ganó 264,5 millones de dólares en el 2007 y Gol, 52,6 millones de dólares.

Las cifras constrastan dramáticamente con las de Estados Unidos, donde Delta Air Lines Inc y Northwest Airlines reportaron pérdidas combinadas por US$10.500 millones en el primer trimestre por los altos precios del combustible.

LAN se dispara, México en camino
La chilena LAN Airlines y Copa Airlines de Panamá también están haciendo dinero.

La utilidad neta de LAN subió un 28 por ciento el año pasado, a 308.3 millones de dólares, mientras que Copa Holdings, matriz de Copa y de la colombiana Aero República, logró un récord de utilidades de 160.4 millones de dólares.

LAN, cuyo negocio de carga le ayuda a compensar bajas en el tráfico de pasajeros, ha estimulado la demanda al reducir las tarifas de los viajes cortos, adoptar planes de eficiencia de combustible y retirar servicios como diarios y alimentos gratuitos.

También ha amortiguado el impacto del alza de los precios del petróleo al cobrar un cargo por combustible a los clientes de carga.

En México, el mercado tiene más participantes. Unas 12 aerolíneas de pasajeros están en operaciones, la mitad de ellas de bajo costo que iniciaron vuelos en los últimos dos años y que probablemente podrían tener ganancias de no ser por los elevados precios del combustible y un mercado saturado.

Los cielos mexicanos estuvieron dominados por Aeroméxico y Mexicana, privatizadas recientemente. Ambas son aún las mayores aerolíneas del país, pero Volaris, Interjet y Alma -las tres de bajo costo- están avanzando en participación de mercado.

Las aerolíneas mexicanas también se están beneficiando de que un mayor número de pasajeros está teniendo acceso a viajes en avión y están olvidándose de los autobuses, ante las bajas tarifas ofrecidas por las nuevas aerolíneas.

El tráfico de pasajeros domésticos en México está creciendo a tasas de dos dígitos, al igual que los pasajeros que viajan entre el país latinoamericano y su vecino Estados Unidos, debido a los nuevos viajeros y un auge de la actividad turística.

Todas las aerolíneas en México aplican un cobro a los pasajeros por cargos de combustible.

"México es un país modelo donde las aerolíneas de bajo costo y las dos mayores aerolíneas tradicionales están expandiendo su mercado y creciendo su tráfico," dijo Bob Booth, presidente de la consultora AvGroup Inc con sede en Miami.

Una señal de crecimiento del mercado es el hecho de que las aerolíneas mexicanas están agregando constantemente nuevas rutas.

Pero en el saturado mercado, la consolidación estaría en el horizonte. "Veremos alguna forma de consolidación, con fusiones o adquisiciones," aseguró Booth.

En México, la Cámara Nacional de Aerotransportes, con 69 afiliados, advirtió que el exceso de oferta de asientos, tarifas increíblemente bajas de las operadoras de bajo costo y los altos costos operativos de la industria, inevitablemente se reducirá el número de jugadores del sector.

De acuerdo con recientes cifras de la cámara, ninguna aerolínea mexicana registra utilidades netas.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?