| 10/5/2011 10:30:00 AM

Activos del sistema financiero llegaron a $699 billones

En agosto de 2011 los activos del sistema financiero, incluyendo los fondos administrados por las entidades vigiladas, ascendieron a $699.15 billones, correspondiente a un crecimiento real anual de 12,28% (15,95% nominal).

En el año más reciente, la mayor expansión fue registrada por la cartera con un crecimiento real anual de 19,87% (23,79% nominal), seguido por el portafolio de inversiones con una variación real anual de 6,15% (9,62% nominal). Por intermediario se resalta el aumento del saldo de los Establecimientos de Crédito (EC) por $51.28 billones, de las fiducias por $19.24 billones y de los Fondos de Pensiones Moderado (FPM) por $9.32 billones, con lo cual sus activos alcanzaron $304.98 billones, $98.99 billones y $102.72 billones, respectivamente.

Las inversiones del sistema financiero presentaron un incremento real anual de 6,15% (9,62% nominal) al ubicarse en $338.30 billones al cierre de agosto. Frente a la composición del portafolio de inversiones entre agosto de 2010 y de 2011 se resalta la disminución de la participación de los títulos de deuda pública interna (en 181 puntos básicos a 41,65%) y el incremento de la representación de los títulos emitidos por entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia, al pasar de 14,42% a 15,40%. 

Por intermediario, la mayor alza en el nivel de inversiones fue registrado por las fiducias con $7.92 billones, los FPM con $7.90 billones y los EC con $6.59 billones, ubicándose en el mes de referencia en $34.29, $99.79 y $64.15 billones, respectivamente.

En agosto de 2011 la variación anual de la cartera total ascendió a 19,87% real (23,79% nominal), período en el que se destacó la dinámica de las modalidades comercial y de consumo. Por otra parte, aunque el crecimiento nominal anual de la cartera vencida se ubica en niveles negativos, frente a agosto de 2010 se incrementó en 4.50 puntos porcentuales, al pasar de –12,84% a -8,34%, comportamiento que se registró en los portafolios de consumo y microcrédito. Lo anterior ha generado un incremento de similar proporción en las provisiones. Por otra parte, las tasas de interés de colocación han aumentado. Es así como en el año más reciente, la tasa ponderada total de los desembolsos se incrementó en 518 puntos básicos al ubicarse en 18,12%. 

Adicionalmente, en agosto las captaciones de los EC se situaron en $188.18 billones, al registrar una variación real anual de 14,12% (17,85% nominal). Este comportamiento es explicado principalmente por los depósitos en cuentas de ahorro y cuentas corrientes que en el año más reciente presentaron un crecimiento promedio real anual de 15,47% y 15,01%, respectivamente.

A su vez, la solvencia promedio de los EC se ubicó en 15,28%, lo que indica la capacidad financiera de estas entidades respecto a sus obligaciones de corto plazo. Este nivel supera al promedio de la década (14,09%) y al mínimo regulatorio (9,0%). El desempeño de este indicador obedece principalmente a la dinámica registrada por los Activos Ponderados por Nivel de Riesgo (APNR), los cuales presentaron un crecimiento anual de 25,1% y se ubicaron al término de agosto en $239.46 billones.

De otro lado, los indicadores de rentabilidad de la mayoría de intermediarios financieros durante 2011 disminuyeron frente a igual período del año anterior, debido al menor nivel de utilidades obtenidas durante el año en curso. De lo anterior, se resalta que los únicos intermediarios que registraron un comportamiento al alza en estos indicadores fueron las sociedades administradoras de inversión y los fondos administrados por sociedades fiduciarias. De otra parte, a agosto de 2011 el sistema financiero acumuló utilidades por $8.36 billones, donde se destacan las obtenidas por los EC por $4.55 billones y por los recursos de la seguridad social (cajas pensionales) por $1.99 billones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?