| 3/4/1998 12:00:00 AM

Acciones que resisten

Las acciones del Banco de Bogotá son las que mejor han soportado el impacto que el encarecimiento del dólar ha tenido sobre la bolsa. Bavaria y Valores Bavaria, por su parte, no han corrido con la misma buena suerte. El Indice de la Bolsa de Bogotá, IBB, ha perdido terreno fuertemente desde que se inició el ascenso del dólar.



TRISTES TES



Las dificultades que ha enfrentado la Tesorería para colocar sus TES la llevaron a buscar el apoyo del ISS. En una operación convenida, el ISS invirtió $3,5 billones de sus reservas en TES a 5, 7 y 10 años, mediante el mecanismo de sustitución de deuda. La tasa fue 8%, que es inferior a los rendimientos de los activos de los fondos privados. Con esos recursos, la Tesorería ha cubierto el 30% de sus necesidades anuales de liquidez. Pero no hay almuerzo gratis: si las tasas de interés suben, la valoración de estas inversiones a precios del mercado implicaría pérdidas para el ISS.



Se endurece la guerra



El cemento se prepara para enfrentar una guerra de precios en el segundo semestre del año.



De acuerdo con Santanter Investment, Cemex prepagará la deuda de US$380 millones en la que incurrió para comprar a Cementos Diamante.



Esta jugada mejorará su estructura de capital y le dará margen para reducir precios. Las más afectadas por la estrategia serían Cementos del Valle y Cementos Paz del Río, por su cercanía a la planta de Diamante. Argos y Rioclaro estarían relativamente protegidas por los costos de transporte, igual que Cementos Caribe. La batalla podría ser intensa porque las cementeras se están preparando para ampliar su capacidad instalada, la cual pasaría de 13,7 millones de toneladas a 14,3 millones al finalizar 1998.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?