| 12/1/2006 12:00:00 AM

¿A constelar el negocio?

El oro marcó, hoy, un nuevo máximo histórico al terminar la sesión a US$1.431,2 la onza

Una técnica descubierta para solucionar problemas personales, se aplica en las empresas para visualizar aquellos problemas que nadie ve, pero que están allí y rigen el flujo del dinero y el desenvolvimiento de los equipos.

Este es un taller diferente. Su organizador, Jorge Botero, más conocido como Yordan, está en Cali para averiguar qué pasa con la sucursal de una importante firma de consultoría. Los últimos gerentes se han retirado en menos de un año asegurando que cumplieron su ciclo y no quieren seguir allí.

Para saber realmente qué está pasando, Yordan considera que es necesario mirar el aspecto emocional de la empresa. Reúne al equipo de trabajo y luego de varios ejercicios, les solicita a dos personas que representen una, al equipo y la otra, al socio de la empresa. Las coloca frente a frente. Pasan 2, 3, 4 minutos, y siguen quietos, en silencio. Los demás miembros del equipo, observan. A los 10 minutos, el representante del socio da media vuelta y queda de espaldas a quien representa al equipo. Yordan le pregunta a este último qué siente y éste responde que ha cumplido un ciclo y no quiere estar más allí. El verdadero socio observa la escena desde afuera y llora.

Todo ha quedado claro para los asistentes. La imagen les ha permitido visualizar lo que verdaderamente sucede en el equipo sin necesidad de hablarlo. Los dos “actores”, por llamarlos de alguna manera, han sentido realmente el alma de los papeles que han representado y han expresado con su cuerpo y con sus gestos los sentimientos verdaderos.

Yordan habla a solas con el socio y éste le cuenta que él ha cumplido su ciclo, no quiere estar allí, pero no sabe cómo renunciar y tiene obligaciones de familia por cumplir. Pero también ha entendido, gracias al taller, lo que causa en el equipo. Viaja a Bogotá, habla con los socios y finalmente se retira de la compañía.

El taller aquí descrito se basa en los conceptos de la teoría y la técnica de las Constelaciones Familiares, descubierta por el alemán Bert Hellinger como una terapia personal y familiar, con la cual la persona accede al inconsciente familiar y soluciona problemas. Este inconsciente se manifiesta en las representaciones que se hacen de los diferentes miembros de la familia, en las posturas y movimientos físicos de los participantes, al igual que Yordan hizo representar al equipo y al socio.

Yordan ha elaborado su propia construcción teórica sobre el tema y la aplica a las organizaciones. Sostiene que las empresas son cuerpos vivos, tienen alma, emociones, sentimientos y funcionan desde allí. Para él, el dinero en los cuerpos sociales es el equivalente a la sangre en los seres humanos y como aquella hay que dejarlo fluir.
El taller de constelaciones o de diagnóstico sistémico, como él lo ha bautizado, permite representar el alma de la empresa, del equipo y así saber qué pasa en el “inconsciente” del equipo, de la empresa.

Del dinero y otros demonios
En sus talleres, algunas personas representen el alma de la empresa, o a veces el dinero, o al gerente o a los presidentes, o a todo aquel que pueda influir en el desempeño del negocio para el problema que se está tratando. En esas representaciones, cuenta él, aparecen los verdaderos problemas de las personas, sus emociones y la forma como se relacionan entre sí y con la empresa. Por ejemplo, cuenta él, cuando no hay transparencias en los negocios, quien representa al dinero le da la espalda al equipo, a los socios, o a la empresa.

En una ocasión, el taller hizo evidente la falta de reconocimiento del director a sus subalternos, y el primero dijo llorando: “ya, entendí el mensaje, no me había dado cuenta de lo que estaba causando con el no reconocimiento”. Yordan explica que “cuando la gente ve lo cierto y lo real, se conmueve y decide ser comprensiva”.

Este ingeniero industrial, con más de 10 años de cátedra en el programa de Alta Gerencia de los Andes y más de 20 como consultor, considera que estos talleres son la herramienta que permite contactar el alma de la empresa y también hace evidente el alma del dinero en la misma, Cuando el alma no está en el lugar adecuado, la empresa se desordena. Ha aplicado estas técnicas desde 1992.

Cada vez más
Yordan no es el único consultor empresarial aplica talleres diferentes en las organizaciones. Mireya Kurmen, sicóloga y consultora empresarial independiente, también utiliza las constelaciones organizacionales. Hace un año conoció las constelaciones familiares y según ella, “encontré la ficha que le faltaba al rompecabezas. Considera que las empresas son sistemas y con la historia de las personas se construye la organización..

Ella explica que en las organizaciones se trabaja mucho con la razón, cuando el cuerpo y los sentimientos brindan muchísima información sobre cosas que no se conocen y que influyen o dirigen el sistema.

Hasta el momento ha aplicado las constelaciones organizacionales en tres empresas colombianas muy grandes e importantes, de las cuales no puede dar los nombres. En una de ellas solucionó problemas de adaptación de los ejecutivos a otro país y también de la misma empresa en otra cultura. También encontró que en la sucursal más pequeña los empleados estaban “reventados” porque competían con la grande y no lo sabían. Cuando dos personas representaron en la constelación al gerente de Colombia con el gerente del otro país, el del otro país dijo que se sentía como un hermano compitiendo por el amor del padre. Entonces, debió entender que él era el hermano menor y no el mayor, colaborar entre sí y no competir. Este taller, cuenta ella, mejoró el clima organizacional.

En otra ocasión trabajó con una empresa de corte militar y cuando le solicitó al gerente que ubicara a sus empleados en una representación, los ubicó en fila. Todos comenzaron a hablar de lo mal que se sentían, sin comunicación y sin visión. Con un trabajo muy fuerte, fue posible reubicar a los representantes en círculo, para comenzar a generar el cambio.

La teoría de las constelaciones sostiene que la imagen final del ejercicio y todos los movimientos que se producen para llegar a ella, afectan el alma y es allí en donde se produce el cambio del ser humano, en su propia alma. De la misma manera, sucede en las organizaciones. Y no siempre es fácil mover a los representantes, pues como ellos realmente están en ese momento conectados con el alma de quien representan, si esa alma no desea cambiar, los cuerpos no adoptan una nueva posición. Y la teoría también dice que cuando se altera el alma de una persona, se toca el alma

En otra ocasión, con una entidad pública, el grupo tenía problemas porque habían nombrado como jefa a una persona más joven que el resto del equipo. Fue necesario entonces, que ella reconociera la sabiduría de ellos y ellos, el aprendizaje y las capacidades de ella.
 
Y también, en otra oportunidad, fue tan claro el rechazo del equipo al jefe durante la constelación, que las directivas tuvieron que cambiarlo.

El fin
La pregunta final sobre las constelaciones organizacionales es para qué sirven. En términos concretos, Yordan asegura que permiten construir equipos de alto rendimiento, que les permite a los miembros del equipo ser estratégicos. Mireya explica que facilita definir el desarrollo, el liderazgo y el crecimiento armónico de la compañía.
 
La teoría empresarial de este tema sostiene que las constelaciones sirven para entender los conflictos y buscarles solución, para tomar decisiones y decidir hacia dónde avanzar.

Por extraño que parezca, talleres como este son cada vez más frecuentes en las empresas colombianas para solucionar problemas. Yordan y Mireya sostienen que las organizaciones están muy abiertas a los cambios y a las nuevas alternativas. Los dos trabajan con grandes empresas del país y puede decirse entonces, que quienes están a la vanguardia en los negocios, también lo están en otras tendencias. Las constelaciones familiares y organizaciones están a la orden del día, existen consultores que se dedican a ellas en muchos lugares del mundo, como España y Argentina, por ejemplo, pero como sostienen los expertos, tienen mucha fuerza y son de cuidado, por eso es importante no jugar con ellas y dejarlas en manos de los que saben.



Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.