| 10/26/2007 12:00:00 AM

$95.969 millones costó el 2,16% de Éxito

En un martillo en el que se vendieron el 2,16% de las acciones del Grupo Éxito, las firmas comisionistas Interbolsa y Valores Bancolombia pagaron por este monto $95.969 millones.

Finalmente el resultado no fue el esperado. Casino, en lugar de hacerse a otro 2,16% de la propiedad de Almacenes Éxito por ser ya el socio mayoritario, se retiró del martillo y no pasó en la ronda 10. La firma que los representaba, Corredores Asociados, aseguró que su cliente había desistido del martillo que se realizó este jueves en la Bolsa de Colombia.

“Seguramente fue por el precio que ya estaba muy alto. En la conversación dijo que no iba más”, explicó un representante de la firma. Finalmente dos firmas, Interbolsa y Valores Bancolombia, adquirieron 6’122.531 acciones del Éxito que estaban en poder de Andean Holding Enterprise Inc.

Valores Bancolombia adquirió 1’180.220 acciones que pagó a $15’598,37, mientras Interbolsa se quedó con el restante 4’942.311 acciones de las cuales 1’500.000 pagó al precio de la ronda 11, a $15.910,32 y las restantes 3’442.311 fueron asignadas por prorrateo, las cuales pagó al precio de la ronda 10, es decir $15.598, 37. En total el monto pagado asciende a $95.969 millones.

Ninguna firma de las que compraron acciones quiso revelar la identidad del cliente. Sin embargo, Andrés Jiménez, representante de la parte internacional de Interbolsa, dijo que su cliente estaba muy satisfecho con la transacción. “Es un cliente que está en Colombia, tiene presencia en el negocio donde está Éxito y cree en el país”, dijo Jiménez.

Por su parte Valores Bancolombia se abstuvo de dar cualquier referencia sobre su cliente. De otro lado, el presidente de la Bolsa de Colombia, Juan Pablo Córdoba, dijo que en esta clase de operaciones es común que los compradores se abstengan de revelar su identidad. “Es muy común que en todas las bolsas, quien compra, se niegue a decir quién es. Para eso acude a los intermediarios”, dijo Córdoba.

La acción fue subiendo de precio a medida que el martillo pasaba de una ronda a otra. De las tres firmas, sólo Valores Bancolombia presentaba sus ofertas sin la condición todo o nada. El precio de la acción en la primera ronda fue de $13.052, el total del paquete accionario ascendía a $79.911 millones. A partir de ahí el precio fue subiendo un 5% por ronda.

A medida que el tiempo pasaba, la presidenta del martillo anunciaba los resultados. “Como el monto demandado es mayor que el ofrecido pasaremos a la siguiente ronda”. Interbolsa, Corredores Asociados y Correval ofrecían comprar la totalidad de las acciones, mientras que Valores Bancolombia, un monto menor: 5.691.07 acciones.

En la ronda seis, el silencio indicaba que algo había pasado. Al final, tras 40 minutos de deliberaciones la oferta de Correval fue rechazada. No participó en la ronda siete. Nadie de la firma quería explicar qué había ocurrido. Pero los chismes del pasillo decían que el formulario había sido mal diligenciado.

Jiménez se animó a dar una explicación: “Parece que fue un error que nos puede ocurrir a todo el mundo, como me puede ocurrir a mí. Tampoco esperábamos ese retiro, lógicamente que un competidor menos nos animó, pero sabemos que en Correval hay gente muy buena y son expertos en lo que hacen, pero en esta ocasión eso no se dio”, manifestó.

Al final, dos compradores, la inesperada negativa de Casino de ir hasta el final del martillo y la incógnita de saber quiénes pusieron la plata para adquirir las acciones.

Por último la satisfacción del presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba por la operación: “Desde el punto de vista de la organización del proceso del martillo se tuvieron unos resultados extraordinarios, hubo 11 ruedas sucesivas en las que se fue subiendo el precio de la acción y quedaron adjudicadas todas las acciones en venta a un valor que superó el precio mínimo que estaba en oferta”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?