| 8/13/2007 12:00:00 AM

DataTraveler II Plus edición Migo de 8 GB

Su memoria de alta capacidad, convierte al dispositivo en la solución ideal para los profesionales que viajan constantemente y aquellos usuarios muy exigentes

Kingston Technology Company, Inc., el fabricante independiente líder en productos de memoria a nivel mundial, anunció la disponibilidad del dispositivo Flash USB DataTraveler® II Plus Edición Migo de 8GB.

Su capacidad y el software de sincronización de datos de Migo®, convierten a este dispositivo, en la solución ideal para aquellos profesionales y usuarios de negocios que requieren compartir, almacenar y trasladar grandes cantidades de datos en cualquier momento y lugar.

El software de Migo proporciona a los usuarios, la libertad de trabajar en múltiples computadores personales (PC) y en diferentes lugares, utilizando el contenido de su propio correo electrónico, sus configuraciones de Internet, favoritos, cookies e historial, además de archivos y carpetas.

 

Una vez que el usuario ha regresado a su PC principal, Migo sincroniza los archivos y configuraciones para mantener los datos actualizados.

Este dispositivo, protegido con contraseña, permite a los usuarios ver su escritorio y tener acceso a sus datos desde casi cualquier PC huésped. La nueva función del dispositivo, llamada “Formato de Correspondencia Universal”, permite a los usuarios tener acceso al correo electrónico de diferentes clientes, tales como, Windows® Mail, Outlook® y Outlook Express®.


Todos los dispositivos DataTravelers Flash USB, están respaldados por una garantía de cinco años y la confiabilidad legendaria de Kingston.

Sistemas Operativos - Microsoft Vista3, Windows XP (SP1 y versiones superiores) y 2000 (SP4.)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?