| 5/31/2012 6:00:00 AM

Zuckerberg cae en el top de los más ricos al ritmo de Facebook

Mientras que la empresa desciende en Wall Street a niveles de menos de US$30 por acción, el CEO de la empresa ya salió de la lista de las 40 personas más ricas del mundo.

La fortuna de Zuckerberg llegaba a US$14.400 millones este miércoles, según informó Bloomberg, luego de que las acciones de la empresa se situaran en US$28.19, en lo que se ha convertido en el peor inicio de una oferta pública de acciones en la última década en Wall Street. 

El 18 de mayo, cuando las acciones salieron a la venta, la riqueza del joven de 28 años estaba avaluada en US$19.400 millones, y las acciones de Facebook costaban US$38,23. 

El 25 de mayo, las acciones ya estaban cayendo y la fortuna del creador de la red social se situaba en US$16.200 millones. Hasta este miércoles, las acciones de la red social habían perdido casi un 26% de su valor inicial.

Jack Albin, jefe de inversiones del banco ‘BMO Harris Private’ en Chicago, dijo a Bloomberg que el resultado era un claro reflejo de que se habían emitido demasiadas acciones con una valoración “agresiva”.

Zuckerberg, quien sigue controlando el 57% de la compañía, había llegado a superar a Steve Ballmer, de Microsoft y a Vladimir Lisin, multimillonario ruso, que también tienen 27 años, en el listado de los más ricos del mundo. 

¿Cambios en la cultura?

Ahora que Facebook es una empresa pública, al interior de la compañía se deben dar algunos cambios que favorezcan esa condición, según dice en la Revista Forbes David Gleber, presidente de la consultora Skout Group.

Estar en la bolsa implica un mayor nivel de gestión para cualquier CEO, porque ese tipo de transacciones implican un cambio fuerte en la cultura de una compañía, que el líder debe saber manejar para no perder el norte. Aunque Zuckerberg ha hecho cosas muy inteligentes, como rodearse de personas con experiencia, según Gleber no es suficiente. 

Él enumera cinco cosas que Mark Zuckerberg debe hacer para que Facebook se ponga en línea con su entrada a Wall Street. En primer lugar, debe encontrar un equilibrio entre la cultura empresarial de la compañía y su nueva realidad, para seguir manteniendo el compromiso de los empleados sin poner en peligro el valor en el mercado.

En segundo lugar, recomienda no enfocarse en el corto plazo, lo que implica seguir manteniendo las metas y objetivos a pesar de tener que mostrar resultados trimestrales que pueden afectar el valor de la empresa. Un tercer consejo es que a pesar de las nuevas políticas y procedimientos que trae entrar a la bolsa, Zuckerberg debe procurar que los cambios sean leves y no frustren a los empleados, acostumbrados a la informalidad de los primeros años. 

También es importante que los empleados puedan hablar acerca de como se están sintiendo con los cambios y que Zuckerberg, entendiendo que debe tener más ‘mano dura’ que antes, haga entender a los empleados que ahora deben ser más responsables.


¿Podrá Zuckerberg recuperar a la compañía en la bolsa y de paso lo que ha perdido de su billonaria fortuna?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?