| 1/28/2013 4:21:00 PM

Wall Street toma un respiro y baja levemente

El Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendió un moderado 0,1%, pese a los resultados mejores de lo previsto del fabricante de maquinaria pesada Caterpillar.

Tras cuatro semanas de ascensos consecutivos, los inversores hicieron hoy una pausa en busca de aliento, con algunas tomas de beneficios, coincidiendo con varios datos macroeconómicos desiguales y en un día sin muchos resultados empresariales de entidad que dieran orientación.

Por una parte, los pedidos de bienes duraderos a las fábricas de EE.UU. aumentaron un 4,6 % en diciembre, muy por encima de la subida del 0,7 % en noviembre y del 2 % que habían previsto los analistas, según anunció hoy el Departamento de Comercio.

Sin embargo, las ventas de casas usadas bajaron inesperadamente en diciembre un 4,3%, después de que los analistas habían previsto una ligera subida, lo que terminó de decantar los ánimos ligeramente hacia el rojo.

La principal empresa que divulgó hoy sus resultados anuales, Caterpillar, registró ventas y beneficios récord durante 2012, pero aplicó incluso si tuvo que aplicar un cargo especial de US$580 millones en el cuarto trimestre por problemas de contabilidad en una compañía recientemente adquirida en China.

El Dow Jones de Industriales, su principal indicador, retrocedió levemente en 0,1%, pese a los resultados mejores de lo previsto del fabricante de maquinaria pesada Caterpillar.

Ese índice, que agrupa a treinta de las mayores empresas cotizadas de EE.UU., restó 14,05 puntos para quedar en las 13.881,93 unidades.

Al tiempo, el selectivo S&P 500 cedió el 0,18% quedándose en 1.500,18 unidades, unos 2.78 puntos por debajo de su más reciente cierre.

La nota positiva la otorgó el índice compuesto del mercado Nasdaq subió el 0,15% hasta los 3.154,30 unidades.

EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.