| 8/10/2011 3:50:00 PM

Wall Street recae, pierde casi todo lo que avanzó el martes

Las acciones se desplomaron de nuevo el miércoles en Wall Street, donde los inversionistas tornaron su atención de nuevo a la debilidad de la economía estadounidense y los problemas de la deuda en Europa. El mercado cedió la mayoría de las ganancias de la víspera.

En las transacciones al inicio de la tarde, el índice industrial Dow Jones perdía 345 puntos (3 a 10.895. El Dow cayó más de 300 puntos a los pocos minutos del campanazo inicial y llegó a desplomarse hasta 456 puntos para finales de la mañana.

El martes, el Dow ganó 429 puntos luego que la Reserva Federal dijese que planeaba mantener las tasas de interés extremamente bajas al menos hasta mediados de 2013. es la primera vez que la Fed anuncia un calendario así.

Sin embargo, para el miércoles, los inversionistas estaban concentrados más en el lado pesimista del anuncio de la Fed: El banco central espera que la economía siga débil por la menos dos años.

"Los inversionistas aún tratan de determinar si va a haber una nueva recesión o simplemente una desaceleración", dijo Oliver Pursche, presidente de Gary Goldberg Financial Services.

El oro logró un nuevo récord de precios, con los inversionistas poniendo su dinero en inversiones consideradas seguras en tiempos volátiles. El metal precioso subía 44 dólares por onza a 1.787 dólares, e incluso llegó a alcanzar 1.800 dólares.

El bono del Tesoro a 10 años, que también es visto como un sitio seguro, también avanzaba. Su rendimiento pasó a 2,16%, comparado con 2,26% de martes. El rendimiento del bono cae cuando su precio sube.

"Los inversionistas siguen tratando de discernir si es que habrá una recaída en la recesión o sólo una desaceleración", dijo Oliver Pursche, presidente de Gary Goldberg Financial Services.

El índice S&P 500 bajaba 32 puntos (2,8 a 1.140, mientras el índice compuesto Nasdaq, con predominio de alta tecnología, bajaba 61 puntos (2,5%) a 2.421.

Además del lento crecimiento de Estados Unidos, los inversionistas están preocupados por los persistentes problemas de Europa con su deuda soberana, el repunte de la inflación en China y un menor crecimiento en otros países.

Pursche dijo sentirse optimista de que el crecimiento global mejorará, pero que los mercados podrían seguir volátiles hasta "que haya un reconocimiento de que una eventual segunda ronda de recesión global es muy improbable".


AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?