| 7/11/2012 3:30:00 PM

Wall Street cedió ante decisiones de la FED

La bolsa de Nueva York cerró en terreno negativo y el Dow Jones de Industriales descendió el 0,38 %, después de que las actas de la última reunión de la Reserva Federal de EE.UU. no ofrecieran señales claras de más estímulo monetario.

Según datos al cierre de la jornada, ese índice restó 48,59 puntos hasta 12.604,53 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 quedó plano y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdió el 0,49%.

Y es que la Reserva Federal de Estados Unidos está abierta a la posibilidad de más compras de bonos para estimular la economía, pero las condiciones podrían tener que empeorar para que se logre un consenso, indicaron las minutas del encuentro de junio del banco central.

La Fed decidió en junio ampliar su último esfuerzo por mantener las tasas de interés bajas, anunciando que comprará 267.000 millones de dólares adicionales en bonos a largo plazo con recursos de notas del Tesoro de corto plazo.

Tras esa decisión, que fue considerada modesta, muchos economistas esperan que la Fed lance una tercera ronda de compras directas de bonos que aumentaría el tamaño de la hoja de balances del banco central, que ya asciende a 2,9 billones de dólares.

Las minutas mostraron que pocos funcionarios del comité de política monetaria pensaron que el reciente debilitamiento de la economía era suficiente para justificar una acción más audaz.

"Realmente no vemos ningún indicio claro en estas minutas de que la Fed esté más cerca que en su anterior encuentro de un tercer alivio cuantitativo", dijo Omer Esiner, analista de Commonwealth Foreign Exchange en Washington. "Mucha cautela sobre el panorama económico y la puerta sigue abierta a un tercer estímulo, pero nada inminente en estas minutas", agregó.

EFE/Reuters                                                          

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?