| 2/23/2011 6:00:00 PM

Wall Street acumula sus dos peores días en 8 meses

Van sus dos peores jornadas consecutivas en más de ocho meses tocada de nuevo por la crisis desatada en Libia, un país rico en reservas petrolíferas, lo que ha provocado que los precios del crudo de Texas se disparen hasta su nivel más alto desde octubre de 2008.

El Dow Jones de Industriales, la principal referencia de la Bolsa de Nueva York, restó por segundo día consecutivo más de 100 puntos -en este caso 107,01, al bajar el 0,88%-, algo que no ocurría desde junio de 2008.

El selectivo S&P 500 cedió por su parte el 0,61%, mientras que el índice que mide la evolución del mercado Nasdaq extendió esos descensos hasta el 1,21%.

Los retrocesos en el Dow Jones y el S&P 500 se vieron contenidos en parte por sus componentes energéticos, que esta sesión fueron los grandes ganadores de Wall Street ante el potente encarecimiento del petróleo y a pesar de que muchas de ellas tienen intereses en Libia.

Compañías como ConocoPhillips (2,56%), Marathon (3,08%) y Hess (5,19%), todas ellas con negocio en el país magrebí, registraron hoy contundentes avances en Wall Street, así como lo hicieron las dos mayores petroleras del país, Exxon Mobil y Chevron, que cerraron con ascensos del 1,91% y el 1,94%, los más pronunciados del Dow Jones.

El índice Arca Oil, que mide la evolución de los mayores productores de crudo cotizados en la Bolsa de Nueva York, subió por su parte el 1,86% y el conjunto del sector productor de petróleo y gas registró un avance del 2,26%.

Así, el sector energético no pareció resentirse por las diferentes informaciones que apuntan a que el régimen de Muamar el Gadafi ha perdido el control sobre parte de la zona este del país, de donde proceden cerca de dos tercios de su producción de crudo.

Se teme que la inestabilidad en Libia, que produce diariamente cerca de 1,7 millones de barriles de crudo -el 2% de la producción mundial-, pueda llegar a contagiarse a otros países de la región como Arabia Saudí, el mayor suministrador mundial de crudo, lo que provocó que el crudo de Texas superase momentáneamente la barrera psicológica de los 100 dólares por barril.

Finalmente el "oro negro" acabó el día a 98,1 dólares, su precio de cierre más alto desde octubre de 2008, pero los analistas aseguraban ya que el petróleo de Texas no tardará en cerrar por encima de esa simbólica cifra.

La fuga de inversores hacia el crudo hizo mella en Wall Street, lo que se unió al nerviosismo generalizado por la crisis libia para lastrar al parqué neoyorquino un día más.

Desde el ámbito empresarial estadounidense las noticias tampoco fueron nada alentadoras, ya que el grupo informático estadounidense Hewlett-Packard (HP) se desplomó durante toda la sesión y acabó con una caída del 9,62% tras decepcionar ampliamente a los inversores con sus cuentas.

HP ganó 2.605 millones de dólares durante su primer trimestre fiscal (noviembre-enero), lo que equivale a 1,17 dólares por acción y es un 15,7% superior a lo ganado un año antes, pero sus ingresos por la venta de ordenadores personales cayeron un 1%, debido al descenso del 12% entre clientes particulares.

Otra tecnológica, la tienda por internet Amazon, destacó este miércoles por su descenso del 2,07%, a pesar de haber lanzado su nuevo servicio de películas en "streaming" para intentar competir con la popular Netflix, que cayó por su parte el 4,32%.

En un día crucial para su futuro, Apple logró subir el 1,18% en un día en el que los accionistas de la compañía celebraron la junta anual de accionistas, en la que finalmente se decidió no revelar los planes de sucesión para Steve Jobs, que está de baja médica.

En otros mercados el oro se disparó de nuevo hasta los 1.414 dólares la onza, su nivel más alto en siete semanas, en lo que el dólar se debilitó frente al euro (que se cambiaba por 1,3747 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años subía al 3,48%.

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?